Rocío Rivera, co-directora de escenalborde: “El silencio es una aspiración imposible”

Silencio expansivo es la nueva creación de la compañía Mundo Moebio de escenalborde, junto a su elenco y colaboradores invitados que ha participado de modo activo en la creación. Se estrena este fin de semana en Sala Upla. 

silencio expansivo

Por Francisca Ugarte

Rocío Rivera Marchevsky, co-directora de escenalborde, explica que ha sido un trabajo intenso y colectivo, producto de una extensa investigación y cuyo estreno se materializa gracias al apoyo de Fondart Regional 2016, y se enmarca entre las actividades del Centro Cultural Escenalborde en el Programa Otras Instituciones Colaboradoras.

“La obra trabaja con la premisa de que el silencio absoluto no existe, es una aspiración, y por sobre todo una sensación interna. Podríamos decir que es un estado perceptivo, que en este caso se busca a través de dinámicas de improvisación, Trabaja con dinámicas de improvisación que permiten arribar a un silencio concertado y relacional, casi vibracional, cuando el resto de los sonidos del cotidiano vivir se apagan por un momento, quedando desprovistos los seres humanos de distracciones y ruidos externos, cobra valor esta idea de expansión, que es finalmente otra sensación, la del espacio”, explica Rocío.

El proceso creativo de la pieza nace año 2014 cuando la compañía trabajaba en la Sala 44 de escenalborde, en el Instituto Profesional Los Lagos, a partir de lo realizado para crear la intervención urbana Mide un segundo. “Partió casi como la conformación de un grupo de estudio compartiendo lecturas de anatomía, filosofía, técnicas somáticas y arquitectura, aplicando y diseñando búsquedas corporales y relacionando conceptos”, recuerda. “Luego continuamos hasta la fecha trabajando en esa lógica como compañía en residencia en el Centro Comunitario Manuel Rodríguez gracias al apoyo del Centro Cultural Planeta Polanco, y en el Parque Cultural de Valparaíso. A la fecha la pieza sin haberse estrenado, ha realizado varias muestras de proceso que nos han permitido indagar la relación con los que hemos llamado nuestros ‘testigos'”.

¿Hubo bastante investigación, experimentación?

-El proceso de creación de Silencio Expansivo, ha sido bastante largo y en realidad hemos disfrutado el tener mucha paciencia para indagar, tiempo para experimentar, para preguntarnos sobre cómo trabajar, cómo ir más profundo en entender el cuerpo y la comunicación con los otros e ir sumando personas, que han sido muy importantes en el proyecto.

En algún momento de la etapa de investigación se tomaron algunos elementos del arquitecto Stan Allen, y su propuesta de condición de campo. ¿En qué se ve plasmada esa idea en la obra?

-El texto de Stan Allen con el que trabajamos se llama From object to Field (Del objeto al campo), y habla de esta idea de las condiciones de campo, o sea, cualquier matriz o estructura capaz de unificar diversos elementos respetando al mismo tiempo la identidad de cada uno de ellos, en principio no es este el único concepto que plantea y en alguna medida la propuesta nos hacía sentido para entender o tener de referencia para crear un sitema compositivo que se basa en establecer una serie de condiciones y ponerlas en relación. Entonces, él plantea que no se diseña “La forma” sino que ésta es una resultante, lo que importa es el espacio “entre” las cosas, sus relaciones. Además, esta idea de identidades diversas como parte de un todo unificado nos hacía mucho sentido, en términos de interpretación, valorando la idea de que quienes estamos en escena somos muy diferentes y la idea es trabajar juntos, construir un universo conjunto un código común, no representativo, pero no desaparecer en ello.

silencio expansivo 2

¿Qué lenguajes de la danza están presentes en Silencio Expansivo?

-Es una propuesta de obra que trabaja con el lenguaje de la improvisación en danza contemporánea y en la improvisación en términos escénicos en general. Lo interesante es cómo esas lógicas de la improvisación en la escena, hacen visible un universo de relaciones entre quienes estamos allí que somos bailarines, intérpretes, los creadores y quienes compartimos con los testigos una experiencia que está asociada a las prácticas habituales que tenemos para trabajar juntos. La sonoridad, la luminosidad y el espacio son los demás componentes en dialogo con los cuerpos, son otros elementos en el campo de trabajo.

Desde el punto de vista ideológico, ¿Cuál es la propuesta?

-Parte de la base que los cuerpos de hoy están dormidos, han entregado el comando de su vida a la percepción digital del mundo a través de las pantallas, a relacionarse en expectativa de un otro físicamente inexistente, que se vuelve perverso en el silencio o en el decir, dosificando el imaginario de las expectativas de comunicación, codificando sus modales en respuestas inconclusas y muchas veces presentemente ausentes o caprichosas. Es entonces cuando el accionar de los cuerpos sin narración mayor que encontrarse a través de la percepción cobra real sentido. En escena estos cuerpos existen como una delicada provocación a percibir con la piel, a ver y oír lo que sucede y comunicarse desde el sentido más instintivo, para despertar en los testigos ese modo de diálogo que se encuentra adormecido.

¿Quiénes conforman el equipo que está detrás de esta obra?
-La idea original y propuesta de dirección artistica con que he dado incio a este proceso, se ha ido colectivizando paso a paso, por una parte están los intérpretes- creadores Daniela Villanueva, David Legue, Mariella Valdebenito entre los que me sumo. Sumándose a ellos está la creación sonora e interpretación musical está a cargo de Claudio Clavija y un equipo que no está en escena, pero que es fundamental para dar soporte al proceso y a lo que sucede en escena, conformado por Felipe Díaz Galarce de Teatro Turba en la asistencia de dirección y acompañamiento dramatúrgico, la arquitecta Marcela Soto Caro a cargo de apoyo conceptual y espacial el co director de escenalborde Iván Sánchez Ramírez en el diseño de iluminación, en el diseño de vestuario se ha sumado Yosseline Escobar para dar forma a las ideas de la compañía y en redes Soledad Varas.

SILENCIO EXPANSIVO EN SALA UPLA

La obra se estrena el sábado 13 de agosto a las 20 horas en Sala Upla  (con invitación), para continuar el domingo 14 a las 19 horas, y el viernes 19 y sábado 20 de agosto a las 20 horas y el domingo 21 a las 19 horas.

El día del estreno, el ingreso es con invitación y el resto de los días los precios son: $3.000 General, $2.000 Estudiantes y tercera edad, $2.000 Entrada general  los días domingos

2×1 Comunidad UPLA (estudiantes y funcionarios)

Más información en www.escenalborde.cl

Comenta desde Facebook

Comentarios