Retratos. Inútiles

edgardelcanto1En la Sala Viña del Mar, ubicada en calle Arlegui 683 de esa ciudad, permanecerá abierta hasta el 30 de octubre esta exposición del artista Edgar del Canto. Acá Edgar nos deja una columna donde nos cuenta qué buscó con esta muestra de retratos, principalmente, en técnicas mixtas.

Por Edgar de Canto

“Retratos. Inútiles” es una serie que se articula como reflexión de la “Contrahechura de la forma”, producción del año 1999 organizada por una sucesión de estudios, sobre la figura humana con énfasis en el retrato.

El fin último de esta serie era modular una figuración alejada de los ruidos proporcionados por cánones de belleza, y por especulaciones académicas diversas: como la dependencia de la figura humana a un rigor teórico, todas cuestiones que me resultaban ajenas.

Por el contrario, a través de una iniciativa de depuración en la experiencia, de limpieza, mi interés era abrir una alternativa hacia un diálogo intimo con el personaje, con su presencia sin preámbulos, con su peso psicológico, a veces brutal, otras categórico, frontal, vertical en su densidad; esta existencia única ,que se reorganiza después de sobrevivir a un monopolio y a una rigidez académica.

edgardelcanto3En el desarrollo de este proceso mi primera conciencia, fue de alejarme de estereotipos de belleza proporcionados por el mundo de la publicidad, el resultado fue una imagen violentada por la ironía, en medio de una sociedad en la que cimento mi faena como artista: mi coincidencia, mi solitaria pertenencia incomoda, hecha de estremecimientos encontrados, la situación del porteño y de la realidad chilena.

La génesis de mis reflexiones en el presente provienen, como dije antes, de la “Contrahechura de la forma” serie que se divide en , “La Antología del Amor”: representación del amor conyugal, “Antología del Crimen”: una perspectiva de la violencia en el paisaje urbano, seguida de una amplia producción de imágenes de personajes anónimos, “de la calle” enfrentados a personajes más conocidos.

La producción en general data de los años 1999 al 2009. Otra de sus características es la preocupación sobre figura y fondo, los personaje se encuentran en permanente tensión con el paisaje de su entorno inmediato, fondo establecido como amenaza, o como ajenidad.

“Retratos. Inútiles”, es fiel a este ánimo, que ha permanecido como una veracidad en mi, con la salvedad que ahora se dirige a una narrativa imparcial, o desentendida de elementos narrativos demasiados puntuales.

edgardelcanto2La obra dialoga con la aspereza de los materiales: carboncillo, lápiz de color, tempera, pinturas al agua, en un soporte de MDF. Mi deseo es ceder a la obra una escritura neo expresionista arrinconando o empobreciendo los procedimientos de una llamada “vieja escuela”, de la pintura, en donde los materiales de trabajo, llámese óleo, construyen una coloración “de estar en su centro” como un protagonismo fácil, una ilusión, en donde el mismo material se convierte en una discontinuidad equívoca, en toda caso, inadecuada a mi sensibilidad.

Finalmente estas obras, en su envoltura mas ecuánime, son un reconocimiento a la noción del “anti retrato”, “el que se niega a si mismo”, una imagen que se problematiza cuando se queda sola, ubicando en la escena, lo no deseado, como asimilación de una forma de ceguera, imágenes hasta abandonadas por sus dueños, devueltas , repudio como aliento, o imágenes que se nutren con los aires vivificantes, del desvío y de la desafección. Un ejercicio que se retira de símbolos reproducidos una y otra vez hasta adormecer nuestra sensibilidad.

Comenta desde Facebook

Comentarios