Retratar la condición humana: entrevista a Carla Yovane

Por: Camila Calderón Muñoz. Estudiante de PUCV - Participante Escuela de Crítica de Valparaíso.




Desde el martes 27 hasta este sábado 31 de octubre, se celebró una nueva versión del Festival Internacional de Fotografía de Valparaíso. Carla Yovane, -Ganadora de Portafolio 2018- fue una de las talleristas que participó en la instancia. Desde Valdivia, la entrevistamos por videollamada. 

En una cálida y distendida conversación, hablamos de su paso por el FIFV y sobre el trabajo que ha ejercido como fotógrafa desde hace más de diez años. 

Carla, ¿cómo comenzó esta conexión con la fotografía y tu pasión por ella?

– Siempre tuve como este “bichito” por la fotografía y me atrevo a decir que tuve mi primera cámara en el 2008. De ahí empecé a jugar con ella por decirlo así. Tuve la suerte de estar constantemente en contacto con el arte o viajando. Por ejemplo, cuando vivía en Nueva York, recuerdo que fui a la exposición de un amigo fotógrafo. Ahí entré a una galería muy chiquitita, que también funcionaba como agencia, y en ese momento me di cuenta de que me pasaban cosas con la fotografía. Le pedí a la dueña trabajar como voluntaria para poder aprender a “afinar el ojo” y así partió un poco mi cuento.

Siendo psicóloga de profesión, es curioso ver cómo captas la esencia de la gente y el presente que viven en tus fotos. ¿Se podría decir que este simbolismo es tu sello? 

– Mis trabajos están vinculados a la condición humana y lo social porque es lo que me mueve. La psicología no la suelto. Capto los temas de género, soledad o las distintas maneras de ser… Juego con las realidades que parece que no las queremos ver y trato de mostrarlas con un tono más cálido. Me gusta meterme ahí. No sé si estoy buscando un sello, pero sí creo que busco provocar algo en quien me está viendo. 

Con todo esto del confinamiento, que incluso nos obligó a estar más presentes en el día a día y vivir con la incertidumbre del futuro, ¿has podido sacarle provecho a eso para algún proyecto fotográfico?

– Este año tenía varias actividades programadas. Me iba a Argentina a trabajar con Romina Resuche, después viajaba a Bélgica a trabajar en un intercambio que planeamos con Alexander [Christiaens] y tenía la residencia de Caminos Conjuntos (MUFF) en el Centro de Fotografía de Montevideo. Con esto se me fue todo un poco a la mierda [risas]. Las cosas quedaron en stand by y hasta debo admitir que el encierro no me hizo bien al principio porque soy de piel, de gente… Así que estuve con un bajón heavy. Pero a pesar de todo, pude trabajar en un pequeño proyecto con mi pareja y tenía que ver más con la intimidad, con esto de parar y prestar atención a todas esas cosas que en la cotidianeidad pasan desapercibidas en “el interior”. 

– Lo anterior me hace pensar en tu último trabajo publicado, “Tiempo de Vals”, donde muestras la prostitución masculina a plena luz del día y entregas una perspectiva totalmente distinta…

– Sí. De hecho, creo que siempre fotografiamos al sujeto o a la sujeta con todos estos estereotipos que uno tiene en la cabeza. Ahí dije: “Bueno, la sexualidad se vive de a dos, ¿por qué este tabú? ¿Dónde está el cliente? ¿Qué tiene de malo retratar esto? ¿Qué tan difícil puede ser acercarse al cliente?”. Con eso me di cuenta de que había gente dispuesta a ser retratada en esa instancia, aunque yo buscaba meterme más en sus cabezas y captar el estado emocional de las personas involucradas en ese momento. 

Imagen que contiene interior, muebles, tabla, cortina

Descripción generada automáticamente

“Tiempo de vals” (2018-2019)

– Además este ensayo se llevó los galardones de la categoría de “Visionado de portafolio” en el FIFV 2018. ¿Qué se siente pasar de ser una participante a ser quien está a cargo de un taller en la edición de este año? 

– Ganar el visionado fue una sorpresa para mí. Cuando presenté el proyecto, lo hice para ver qué le faltaba para terminarlo. Quería recibir el feedback para saber qué hacer con él, porque todavía estoy aprendiendo a ver dónde está mi lugar y dónde quiero mostrar mi trabajo. Por otro lado, ser tallerista ha sido una experiencia súper linda la verdad. Eso sí, más que estar a cargo de otras personas, al tratarse de un taller de “Exploración de una sinergia colectiva”, nos gusta acompañarnos como grupo y compartir nuestros trabajos entre todos.

– Aprovechando que hablamos del FIFV, la temática que abordó en su versión virtual tiene que ver con la relación del amor y la política. Según tú, ¿cómo conviven en la intimidad? 

– El FIFV del 2019 también nos tocó en época de estallido social y ahí, a lo mejor, lo que se entendía en ese entonces por política no era tan íntimo y no nos afectaba tanto en la intimidad. Ahora, con el confinamiento, se nos obligó a volver hacia dentro. Imagínate, con el estallido y con todo lo que venía este año, nos dimos cuenta de dónde estamos parados en la política de nuestro país. Ahí empezamos a cuestionarnos cuáles son nuestros valores y principios. Al fin y al cabo, tomamos conciencia de cosas que son políticas, pero no nos habíamos dado cuenta de eso.

– Considerando todo lo que me has contado hasta ahora, ¿qué es lo que esperas para tus futuros proyectos?

– He tenido tiempo para cuestionarme bastante mi rol de fotógrafa que siempre ha sido más por un interés mío, por amor al arte y sin pensar en el resultado propiamente tal. Hoy me replanteo en qué espacio quiero estar, o en qué espacios vale la pena estar, aunque todavía me veo trabajando en proyectos sociales que exploran las motivaciones y sensibilidades del ser humano. Quiero seguir contando historias y buscando mundos que ahora son casi desconocidos. Ahora estoy trabajando el tema de la alopecia en mujeres, que es algo que ocultamos ya con el simple hecho de usar una peluca. Quizás no va a ser tan documental como lo que he realizado hasta ahora, porque voy a enfocarme más en el simbolismo, pero eso es parte de ir creciendo y probando cosas nuevas. 

Si te interesa conocer y ver más del trabajo de Carla, puedes encontrar sus ensayos fotográficos en su página web, https://www.carlayovane.com/.

Comenta desde Facebook

Comentarios