Porque creo…

destinointroPorque creo en los porqués, de cuando hay que responder te digo
Que en el camino conocí al destino.
Llevaba traje de silencio y sombrero de casualidad
Quise evitarlo, esquivarlo, dejarlo partir,
Pero ahí me miró de frente y supe que estaba escrito.
-No creo en ti, le dije recelosa.

Te crees muy sabio y dueño de la vida
¿Por qué no te ocupas de la tuya, y me dejas vivir tranquila?
– Es usted muy fría, respondió sin temor
Las cosas pasan y es siempre por un bien, por algo mejor

No me querrá cambiar ahora e insultar a estas alturas
Soy un viejo ilustrado, zorro de campo y bien recorrido.
Mejor invíteme a su casa y abra bien su puerta

Mire que si encuentro en su ventana un agujero descubierto
Entraré sin preguntarle, llevándome su tormento.
– Unos días, más tarde, cuando el sol yacía en los cerros
Y contento cantaba al viento una canción en flor
Vi pasar radiante y perfumada a la ilusión
Venía a visitarme y de la mano traía a la satisfacción
Entonces en ese momento saqué una conclusión:
No era tan infame el señor destino,
Llegó sin preguntar cerrando…
El último ciclo recorrido.

Comenta desde Facebook

Comentarios