María Elvira y la historia de una cuenta cuentos

María Elvira Pereira Reyes de 69 años pensaba que por su edad quedaría fuera de la convocatoria que la Escuela de Cuenta Cuentos de Fundación Mustakis estaba haciendo para impartir sus cursos en el Palacio Rioja en Viña del Mar. Alegremente, no fue así y hoy ella nos cuenta cómo gracias al taller superó su timidez: “Hoy me siento más segura frente a cualquier situación”, dice, por eso María Elvira comparte su historia: para motivar a los lectores de LJM a participar de los talleres gratuitos de Cuenta Cuentos en Valparaíso y Viña, que enseñan mucho más que a contar relatos. Te invitamos a leer su historia y a enterarte de la convocatoria aquí.

cuenta cuentos 5Por María Elvira Pereira

A la Escuela Especial Juan Sandoval Carrasco de Viña del Mar en la cual trabajo hace 30 años llegó una invitación del programa Pasos, de la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar, para asistir a una presentación de la Escuela Cuenta Cuentos (ECC). Asistimos con niños y jóvenes. Una vez finalizada la función, felicité a profesores y alumnos por el grato momento que nos habían regalado. A la vez, pregunté qué había que hacer para incorporarse al curso de la ECC. En aquel entonces ECC no funcionaba en Viña, tan sólo en Valparaíso y el horario no me acomodaba.

Posteriormente conversé con la encargada de la Biblioteca de la Corporación
Juan XXIII, que ya había hecho el curso y a la vez una práctica en el colegio donde yo trabajo. Pasó un tiempo y un día me avisó que la ECC funcionaría por primera vez en Viña del Mar. Con los datos proporcionados logré inscribirme.

Una vez ya inscrita para participar en la ECC, en la primera clase, se nos dijo que habría una selección de alumnos porque la cantidad de participantes era mayor a los cupos establecidos. La verdad, me fui bastante apenada porque la gran mayoría de asistentes eran personas jóvenes, y yo no lo soy, por lo tanto, pensé que si había que dar oportunidades era a los jóvenes y no a mí. Pasado algunos días recibí la aceptación, lo cual me hizo sentir muy feliz.

A medida que avanzaba el curso, se nos enseñó a expresarnos frente al público en forma corporal y vocal, también las expresiones de alegría, tristeza, felicidad y a cómo interactuar. En mí caso lo que más me costo fue el “KAMELO”.

Con previa autorización de las profesoras, yo asistía con mi hija, que es una joven deficiente mental. Las profesoras jamás pusieron obstáculos y mi hija, además de haber sido muy bien acogida por el grupo, concurría muy a gusto y jamás sentí que la discriminaran.

cuenta cuentos 2Hoy me siento más segura frente ante cualquier situación, creo tener más personalidad, ya que siempre me consideré una persona tímida. Aprendí a salir de situaciones cotidianas, descubrí que puedo enfrentarme al público o a un grupo de personas narrando un cuento con diferentes personajes.

Lo que la ECC me entregó ha sido maravilloso. Yo trabajo con jóvenes y niños deficientes mentales y he podido trasmitirles esto a ellos al momento de relatarles un cuento. También lo he hecho con adultos mayores y ha sido una muy bonita experiencia. No le temo al ridículo como en otros momentos.

La ECC nos enseña a rescatar mitos y leyendas, que tal vez están olvidados. Por ende, nos refresca la memoria, incentiva la lectura. Y hay una llegada hacia niños, jóvenes, adultos y adultos mayores que disfrutan de la narración de cuenta cuentos. Considero que la Fundación Mustakis hace un gran beneficio social al impartir estos cursos, donde alumnos adquieren nuevos conocimientos y una fuente de trabajo.


Información Escuela Cuenta Cuentos Fundación Mustakis Viña del Mar
Nivel: Básico.
Días y Horarios: Desde el 07 de Abril: Todos los Lunes – 18:00 – 20:00 hrs.
El taller contempla 15 sesiones.
Lugar: Sala Aldo Francia, Palacio Rioja, Viña del Mar.
Inscripciones al correo: salaaldofrancia@gmail.com
www.escuelacuentacuentosmustakis.cl 

Comenta desde Facebook

Comentarios