Los fuegos artificiales de Manuela Infante

Con el estreno de “Fuegos Artificiales” culmina la formación de una nueva generación de actores de la UPLA y de la Escuela de Teatro UC, en un inédito proyecto que unió a ambas casas de estudio. Las funciones están programadas deel 6 al 11 de enero en Sala UPLA y la entrada es liberada. “Rodeando a tientas la pregunta formal: ¿Qué sería montar  una obra tal como se pinta un paisaje? la obra no es más que un baile alrededor del misterio  cardinal que es el fuego. Si hay algo que sabemos, es que el fuego no se toca”, reseña la obra. Sobre el proceso creativo conversamos con su directora, Manuela Infante.

Por Daniela Olivares Farías/ Fotografías: Nelson Campos /Daniela Olivares F.

Manuela Infante

Manuela Infante

Desde el segundo semestre del 2014, la directora, dramaturga y también músico Manuela Infante (“Prat”, “Narciso”, “Cristo”, “Zoo”) en paralelo a la dirección de la XVI Muestra Nacional de Dramaturgia se embarcó en un proyecto teatral pionero en la región: el egreso compartido entre las carreras de teatro de la Universidad de Playa Ancha y la Universidad Católica de Chile.

Así, desde agosto a diciembre, Sala Upla fue el espacio escénico donde jóvenes actores de ciudades diversas se unieron para crear de manera colectiva un espectáculo producido por ambas casas de estudio. El resultado es “Fuegos Artificiales”, un espectáculo teatral recientemente estrenado en  Teatro UC, en Santiago, y que desde el 6 al 11 de enero se presentará en Sala Upla.

“Fuegos Artificiales” , explica Manuela Infante, se trazó como una revolución formal que, desde un entramado teórico, dio forma a una pieza que ella define como ceremonia ritual. Echando mano de un racimo de textos que van desde la dramaturgia contemporánea, como  “Negro Animal Tristeza” de Anja Hilling, hasta textos teóricos como “El Psicoanálisis del Fuego“, del poeta y filósofo francés Gastón Bachelard, el montaje se presenta como una exploración escénica radical en torno al fuego, elemento ineludible dentro del imaginario colectivo de estos jóvenes, sobre todo para aquellos que residen en Valparaíso y fueron testigos del gran incendio que destruyó miles de casas en los cerros a principios de este año.

¿Qué conceptos presentaste al elenco para la creación del montaje”

-Les propuse una revolución formal más que un contenido. Les planteé trabajar con el concepto de Gertrude Stein, Landscape Play que traducido es algo así como “teatro de paisajes”. Este plantea una manera diferente de entender la obra. La idea del incendio, y el fuego,  es uno de los últimos referentes importantes de esta ciudad, por lo tanto también la idea de montar una obra como un paisaje pintado , y no como una obra lineal con una historia que se entiende de manera consecutiva, se nos fue transformando en la idea más ritual, más que el teatro entendido como drama.

Como volviendo al origen del teatro…

-Claro, la dimensión ritual, entendido el rito como algo que hace un grupo de gente porque necesita hacer una catarsis respecto de algo sin que necesariamente eso tenga que ser comprendido. En ese sentido es un trabajo súper hermético, armamos una estructura ritual con una secuencia de acciones consecutivas que son más coreográficas que narrativas.

Fuegos Artificiales _teatro¿Hay una historia narrada?

-No, a mí me gusta mucho la idea de un baile alrededor del fuego. El fuego es la temática. Por lo tanto la obra es más bien ese baile alrededor de ese asunto, que una estructura dramática lineal que se pueda entender. Este trabajo es una exploración formal, planteando qué significa hacer teatro como rito, qué significa hacer teatro cómo paisaje.

¿Cómo siguió este elenco ese proceso exploratorio, notaste en ellos un campo ya recorrido en esta materia?

-No sé, no conozco sus procesos creativos anteriores, además son dos grupos súper distintos con un pasado diferente, pero sí me ha llamado la atención lo capaces que han sido de entrar en un cambio de paradigma tan grande, proponerse que una obra no es la narración de un evento, que básicamente lo que a uno le enseñan que es. Hubo mucha conversación teórica para llegar ahí y mucha exploración formal, trabajamos harto rato sobre la idea de cómo vincular una escena con otra a través de la forma y no del contenido. Todo lo que conforma este rito es material aportado por ellos.

¿A qué recurrieron?

-A la idea del paisaje de Gertrude Stein,  a un texto de Gastón Bachelard que se llama “Psicoanálisis del Fuego”; a la obra “Animal Negro Tristeza” de Anja Hilling que narra un incendio forestal increíble; recortes científicos y mucho material que ellos investigaron. Todo está detrás de la idea de una escena que la sostiene y fundamenta.

DSC_0937fuegos¿Cómo enfrentaron este proceso tan distinto a lo que se espera tal vez de un egreso?

-Yo trabajé con ellos como si fueran actores profesionales. Hay escenas que sí son seudorealistas, donde sí hay que decir cosas, sí se tiene que entender, y ahí he sido bien exigente en asumir que ellos tienen las herramientas. Y han respondido bien. De hecho, lo que estoy haciendo es dar un paso más: “ok, ahora que ya saben actuar de todas esas formas, necesito que descifremos qué es esto de actuar en un ritual”, que no es lo mismo que actuar en una obra con un texto, con una historia. Por lo tanto la terea para el elenco es enfrentar esa pregunta.

¿Por qué en los egresos que has dirigido decides prescindir del texto?

-Nunca he hecho textos. No es mi punto de partida, lo que no quiere decir que las obras no tengan un texto. Es una exploración personal, porque los espacios académicos son un lugar muy privilegiado que tengo para probar con toda la radicalidad del mundo porque la academia es un espacio de investigación, probar de manera muy extrema cosas que quiero probar, por eso el egreso recién pasado de la Universidad Católica o este son súper riesgosos en términos teatrales porque ocupo estos espacios para eso. Esta es la instancia para tratar de empujar los límites de lo teatral y tengo la suerte, por lo menos en este montaje, de encontrarme con un grupo dispuesto a seguirme en eso.

Fuegos Artificiales es se presentará en Sala UPLA desde el 6 al 11 de enero de 2015. De martes a sábado a las 20:00 horas y domingo a las 19:00 horas. La entrada es liberada pero debes reservar tu cupo en www.salateatroupla.cl o llamando al 322500163.

 

 

 

 

Comenta desde Facebook

Comentarios