Los 12 años del Danzalborde

danzalbordeintro1El Festival Danzalborde celebrará entre los días viernes 18 y 27 de octubre en Valparaíso su duodécima versión. El paso de los años ha transformado a este festival en el encuentro de danza contemporánea más importante del país. Pero haber llegado a lo dicho anteriormente no quiere decir que ahora el Danzalborde sea una maquinita que anda sola y que no cuesta hacerla a funcionar. Sólo un ejemplo: el año pasado los Fondart, algo (lamentablemente) fundamental para la realización de este tipo de eventos en nuestro país, no tenía la modalidad de “festivales”. Pero salieron a buscar apoyo y lo consiguieron. E irónicamente, aunque el Consejo de la Cultura les dio apoyo y colaboración este año, la mayoría de las instituciones que respaldan o auspician este festival son extranjeras. De esto y más conversamos con Rocío Rivera, co directora del Festival Danzalborde.

Por Óscar Aspillaga.

Esta es la duodécima versión del Festival Danzalborde, ¿cómo ha sido realizar este festival durante 12 años?

Ha sido una tarea bastante intensa, todos los años es un desafío sacarlo adelante y sobre todo un desafío poder presentar una cartelera interesante y que nos permita mostrar la diversidad de los lenguajes en la danza contemporánea.

Me llama la atención que tienen harto apoyo de instituciones extranjeras, por ejemplo, veo a la Embajada de España en Chile, el Consulado General de la República Argentina en Valparaíso, el Goethe Institut Santiago, Les Offices Jeunesse Internationaux du Québec y CONACULTA de México.

 

danzalbordeintro2Ese es el fuerte que nos ha dado soporte de alguna manera durante los años que llevamos. La estabilidad depende de una gran colaboración que se basa en la idea de sumar muchos aportes de distintas escalas y que en general son los que permiten que venga toda la programación internacional, que están a veces apoyando directamente a las compañías o al festival. Es una gran colaboración.

También cuentan con la colaboración del Consejo de la Cultura, ¿pero qué pasa con el apoyo de otras instituciones de la región o del país?

El apoyo nacional es el más difícil de concretar porque la lógica chilena apunta a los fondos concursables. Eso, para un festival como el nuestro que tiene una trayectoria y una modalidad de trabajo que implica más de un año de gestión, es un tema bastante complicado. Nosotros pensamos que lo lógico es que el festival tuviese un apoyo que no dependiese de los fondos concursables. Este año que no teníamos Fondart , logramos una sensibilidad al respecto de la importancia del festival y logramos apoyo del Consejo de la Cultura, también un fondo del Gobierno Regional que financia la parte específica de las actividades. Pero en el fondo, siempre es empezar de cero cada año, pensamos que con la trayectoria que tiene el festival debiese ser algo que en algún momento debería cambiar.

¿Por qué crees que las instituciones o la empresa privada no se la juegan por apoyar este tipo de festival, no sólo al Danzalborde?

Este año no puedo decir que no tenemos apoyo. Ha costado pero tenemos del Consejo de Cultura, de la Municipalidad y de la Intendencia, que son las tres instituciones que tienen área cultural y que debiesen velar por el desarrollo de la ciudad, incluyendo los festivales. Pero básicamente creo que las lógicas de las políticas culturales en Chile no están apuntando a mirar el trabajo desde ese lugar.

 

danzalbordeintro3La mayor cantidad de fondos están en fondos concursables y esa es una forma de trabajo que se ha establecido desde cómo opera desde el Estado el acceso a la cultura. En este caso nosotros compartimos como artistas haciendo esto y nos hemos dedicado a la gestión y la producción, pero es por una motivación que viene directo de la disciplina. Yo creo que es un tema bien transversal y complejo y espero que cambie. El trato debiese ser colaborativo también, más que de pensar que es un beneficiario, esa lógica es la que opera diferente.

¿Crees que Danzalborde ha influido en que más gente se interese por la danza en la región o en Chile?

Lo creo sin duda porque las compañías de danza regionales, que son bastantes y realizan un buen trabajo, tienen público todo el año. Cuando hay producciones, hay gente que va a las funciones, paga su entrada Se ha ido construyendo con los 12 años del festival un público que ha sobrepasado a los especialistas, no es sólo la gente de artes escénicas la que se interesa por ver danza contemporánea y en tener una respuesta crítica a lo que ve. Eso es algo muy valorado por los artistas que viene al Danzalborde, que viene un público joven, diverso, y no necesariamente un público que son los mismos artistas.

danzalbordeintro4¿Hacia dónde proyectas el futuro de Danzalborde?

Nosotros trabajamos a un año plazo. En la parte internacional ya postulamos a un Fondart para los próximos dos años con miras hacia el 2015, ojalá cumplir los 15 años, pero eso implica también ciertas condiciones de una mirada colaborativa hacia el festival, que es una cosa que los festivales están teniendo entre ellos, nosotros estamos colaborando con el festival El Cruce de Rosario en Argentina por ejemplo. Hay una lógica colaborativa que yo creo que tiene que tener eco en las instituciones. No sólo como en este caso que ha sido como un momento positivo para nosotros en cuanto a que salimos de una emergencia porque no existía un Fondart en el área de festivales el año pasado. Pero básicamente yo creo que se necesita un diálogo horizontal, directo. El respeto lo sentimos en el diálogo, pero no hay vías tan directas para poder encontrar otros modos de trabajo en esta idea de lo colaborativo con las instituciones. Mi expectativa es que ojalá encontremos eco para poder tener certeza cada año de que podemos seguir trabajando.

Comenta desde Facebook

Comentarios