La música de Kathy Bachmann

kathyintroSin duda en Valparaíso pasan muchas cosas de las cuales la mayoría de la gente no se da cuenta. En cada rincón de los cerros es posible encontrar personas que trabajan de manera silenciosa, quizás no con ánimo de hacerse conocidos ni millonarios, sino que disfrutando de lo que hacen porque eso les produce una satisfacción interior y porque tienen talento por sobre todas las cosas.

Sin embargo, de todo lo que uno podría encontrar en la ciudad, tal vez encontrar a gente componiendo y ejecutando música docta es, por lo menos, poco usual. No vamos a profundizar en las razones del por qué es así. A cambio, les vamos a presentar a una mujer que nació en Valdivia y que estudia licenciatura y pedagogía en música en la PUCV.

En esta entrevista express con ustedes Kathy Bachmann (póngale play a su música).

Por Óscar Aspillaga

Para la gente que no te conoce y nunca ha escuchado tu música, ¿cómo podrías definirla? ¿qué estilo de música es?

Es música docta sincera y sencilla, instrumental.

¿Por qué te gusta este tipo de música? ¿Cuál fue tu motivación para hacerla?

Creo que siempre fui muy estimulada, en mi familia no hay músicos, pero por ejemplo, mi mamá siempre está escuchando, analizando y transmitiendo música… desde los Beatles hasta Beethoven; la motivación o más bien la inquietud por componer siempre estuvo, pero me faltaban las herramientas formales, fue entonces cuando decidí estudiar música.

¿Cómo fue el proceso de composición y grabación?

El proceso de composición es muy libre. Uno siempre anda creando melodías y mezclando cosas en la cabeza, o de repente escuchas un ruido que te llama la atención y lo capturas, o simplemente te pones a improvisar con un instrumento y sale algo, de todas esas cosas siempre surge alguna idea que se puede trabajar y luego darle forma. Yo he grabado dos veces, el 2007 en el disco “Holos” que fue un compilado de compositores de Valparaíso, ahí estuve con la obra “Introspección” y este año en el disco “Resonancia femenina y murmullo de sirenas”, que es un colectivo chileno mexicano de mujeres, mi participación fue con las obras “Caos” y “Nebulosas”, ambas para orquesta de cuerdas. Los procesos de grabación siempre son una gran oportunidad para ver tu trabajo desde afuera y analizarlo, ver las ideas materializadas y poder compartir experiencias con intérpretes, directores y otros compositores, es bien enriquecedor.

Respecto al proyecto Resonancia Femenina que mencionaste, ¿cómo fue trabajar junto con Boris Alvarado?

Resonancia Femenina es un proyecto bien interesante, nos juntamos como un grupo de compositoras que comparte ciertas visiones del mundo y de la vida, nos mueve mucho el rol de la mujer dentro de la sociedad y cómo nos hemos ido abriendo camino a lo largo de la historia, queremos contribuir en eso.Todas hemos sido alumnas del compositor Boris Alvarado, él siempre nos ha apoyado mucho, cree en nuestras inquietudes y nos potencia, vamos a seguir trabajando en conjunto.

También eres bajista del grupo de rock Cajitas Rectangulares, totalmente diferente a lo que estás mostrando ahora, ¿cómo es esa dualidad musical que llevas dentro? ¿En qué momentos afloran cada una?

Es que la música es bien transversal, para mí al menos es difícil encasillarme en un estilo, todo tiene algún punto de encuentro, y creo que la música docta y el rock tienen mucho en común. La forma de trabajo es distinta eso sí, porque la composición es un proceso muy solitario, en cambio la participación en una banda implica compartir muchas cosas, crear colectivamente, llegar a distintos acuerdos y dar vida a algo desde puntos de vista muy distintos, es bonito.

Comenta desde Facebook

Comentarios