La Deriva en Valpo, Vol. 5

10735732_1698707403688458_541487986_n
Por Kuanip.

Fotos Mauricio Castro

18 chico!
Tocata en el Trafón. Antiguos estandartes y nuevas promesas.

Cavilación 1.
La producción.
Hace años había prometido no hacer (producir) mas tocatas de rock en Valparaíso. La última, terminó de confirmar mi situación de padre pre-cuarentón no apto para traslado de equipos a las 5:00am. 12 años eran suficientes. Sin embargo me vi en la obligación de hacerlo, cuando transé un trueque con el organizadísimo centro cultural Trafón. Mi parte, era llevar una tocata. Eso significaba el tortuoso traslado de equipos a las 5:00 am.

Bien. Invité a algunas bandas “piola vigentes”. Ellas, a su vez, preguntaban si podían invitar a otras bandas. El resultado: 6 bandas para una noche de rock.

Mi intención desde un principio era comenzar muy temprano para evitar las 5:00am. Entonces configuré la noche en un papel con los horarios de las bandas, asignando para cada una 40 min. y 10 min. para el cableado y cambio de amplificación, etc.

Con la primera banda sonando a las 21:00 hrs. La tocata terminaba a las 02:20, algo razonable para mover equipos a las 03:00 hrs am. Esto sonó ideal en mi cabeza durante las dos semanas previas al sábado.

Ilusamente juraba que comenzaría a las 21:00 hrs. El eterno dilema de esperar al público o tocar sin él para “educarlo”. Sabido es que, al carrete, la gente llega a partir de las 24:00 hrs. Sin importar quien llegó a la hora según diga el afiche. Mismo dilema de cobrar un precio y negociar en la puerta otro menor, por ver bandas en vivo.

En fin. Las bandas congregadas fueron: Iscariote, Platillo Volador, Don Agustín y los gemelos asimétricos, Fatiga de Material, Olor a la banda, Malkimozabi y Umbrnklft. Las dos primeras son debutantes, es decir, se presentan por primera vez en vivo. Malkimozabi ya tiene una o dos tocatas antes. El resto lleva años en el circo.

Iscariote me llama temprano y me comenta que esta resfriado y no puede tocar. Pienso entonces, que puedo trasladar toda la lista de bandas un puesto más arriba y terminar antes, pero parte de la batería aun no llega y no se puede probar sonido. Ya son las 21:00hrs.

Toda la producción de esta tocata no depende de mí, sino de todas las bandas que ponen sus equipos. Es una cosa muy colaborativa como siempre ha sido en Valparaíso.

Cavilación 2.
La tocata.

Algunas bandas ya las he comentado anteriormente, en consecuencia me referiré a los pajaritos nuevos de la noche.

“Don Agustín y los gemelos asimétricos” dan la partida al asunto. Se presentan por primera vez en vivo. Agustín tiene un blog llamado “manzanar discos” (manzanardiscos.blogspot.com) donde tiene una base de discos de la V región increíble. Como solista ha tocado ene veces. Pero esta vez son sus temas instrumentalizados en formato power trío. Suena bien, sobre todo porque tienen buenos instrumentos, los amplificadores son de calidad y en términos musicales el batero canta las segundas voces como Patrick Swayze en “She’s like the wind”. Todo un crack.

Los “Platillos Volador” eran la otra banda debutante en vivo. Toda una experiencia escuchar una agrupación compuesta de batería, guitarra y teclados. El color sonoro de las teclas tiene un contraste entre calidez y frialdad que trastorna. La guitarra sostenía la música en tanto el teclado viajaba saltando por las crestas sonoras del paisaje musical. Un rock instrumental interesante desde el punto de vista de las experiencias. Podría escuchar a platillo volador durante horas.

“Malkimozabi” es un quinteto de rock que se amista con el agro, el rock, el pop, el dancehall y Mr. Bungle. Es la última banda de la noche y consiste en un proyecto personal musicalizado por algunos amigos y otros, no tanto. Todos los temas que sonaban tenían una energía envidiable. Todos dando el máximo minuto a minuto. Los cambios, las entradas y salidas de momentos sonoros eran súper potentes. Además el guitarrista tenía la media guitarra.

Cavilación 3.
La experiencia.
Más allá de haber escuchado a las bandas desde la puerta de entrada, fue una experiencia sugestiva estar presente cuando hay bandas que tocan en vivo por primera vez. Es importante para ellas la adquisición de rodaje y confianza. Todo lo demás se verá con el tiempo. Tocar en vivo no es un paseo, tampoco un carrete. Hay mucha significancia para quien toca y para quien escucha. Las tocatas cambian vidas. He sido testigo de eso.

Comenta desde Facebook

Comentarios