Goodbye Allende, el documental

Marianela Fuenzalida, cineasta porteña

Marianela Fuenzalida, cineasta porteña

Por Marianela Fuenzalida, cineasta porteña

Lo primero que puedo decir de este trabajo, es que es un documental de calle. Un documental que recogió durante tres años, el período 2009-2012, los acontecimientos políticos y sociales sobre los que la gente hablaba más. No hubo un guión a priori, todo se fue grabando sobre la marcha. El guión se estructuró luego de ver las más de setenta horas de rodaje y su contenido.

Respecto al rodaje, y como fue un documental de calle, lo primero fue armar equipo con jóvenes estudiantes de audiovisual que se interesaran en el tema. Este equipo fue variando. Durante los rodajes, pasaron varios colaboradores, mi equipo nunca fue único, ni en exclusiva. La regla eso sí, fue grabar en distintos ángulos una situación, pues al carecer de otra cámara de apoyo, se haría muy difícil llegado el momento de editar, el contar con un solo ángulo un evento y que tiende a ser, por lo común, el plano frontal.

Como resultado de todo, este es un documental que pese a su espontaneidad y casi improvisación, logró con la edición tomar una coherencia, que vivida en los rodajes era lógica, pero que pensada en edición y aunada como un gran tema, se volvía compleja. El documental logró, con el relato tomado a los propios entrevistados, mostrar varios puntos importantes. El tema DDHH, salud, pobreza, decepción política, demandas estudiantiles, protestas, todo pudo ser reflejo de lo que ocurría.

La figura de Salvador Allende fue vista en tantas partes y mencionada en tantos relatos que se eligió el título en base a eso, pero actualizándolo, trayéndolo al hoy, no al Allende que fue. De ahí el no uso de material de archivo, excepto la voz del último discurso del ex presidente, que nos proporcionó la Fundación Allende.  Es innegable que esta película también quiere ser un homenaje a quien simboliza las demandas sociales más importantes y que permanecen vigentes hasta nuestros días.

Familiares de detenidos desaparecidos

Familiares de detenidos desaparecidos

Un realizador normalmente no queda al margen del discurso, el realizador habla a través del cómo muestra y qué muestra. Imposible, si hay edición de por medio, que eso no se evidencie, pero quisimos también esquivar el exceso de carga por ese lado, y dejar que las entrevistas por sí solas hablasen, y las imágenes fueron en apoyo a eso. No hay acá más narrador que ése: la gente. Y las entrevistas fueron capturadas en forma espontánea, tampoco programadas con quienes hablan, ni menos pauteadas.

Hacer género documental y largometraje a la vez, no es fácil. Bastó la experiencia para darse cuenta. Lo común es tomar un solo tema y desarrollarlo, pero qué hacer cuando los temas se suceden unos a otros, cuando vas de una urgencia de salud en la Posta Central a una marcha de profesores, ahí estuvo lo complejo, y el gran desafío.

El cambio de mando, por ejemplo, un hito importante, dado el regreso vía votación popular de la derecha al gobierno, es un evento mostrado en sus dos aristas: los que triunfaron, y los que perdieron. Pensando también en este detalle, le dimos, junto al editor y co-guionista, un ritmo ágil, para que en poco más de una hora, se entendiera de qué va la realidad del país en este último tiempo.

Fueron tres años de rodaje, pero intermitentes, con eventos que no pudimos cubrir, pero en general, cubrimos lo más importante: qué pasó con la gente que salió a las calles durante este tiempo, cuál es su calidad de vida, qué es lo que quieren, qué esperan. Sus anhelos y frustraciones. El año de edición fue el más complejo, porque fue continuo. Tuvimos que dejar de lado mucho material, por la exigencia a nivel de imagen, o por mal sonido ya que al comienzo no teníamos más micrófono que el de la cámara, o porque un tema ya estaba visto y tocado de mejor forma en alguna otra situación o manifestación, pero en general lo que quería ser mostrado está allí. En sesenta y cinco minutos.

Respecto al financiamiento, éste fue un aporte de la productora del editor, y mi aporte, desde la compra de la cámara, hasta la compra del Mac para editar el material, pasando por todos los costes que significó esta producción. Terminamos, estamos agotados, pero contentos por el resultado. Esperamos que este esfuerzo no quede en un estreno, como será el del Centro Cultural La Moneda, Cineteca Nacional, sino que podamos llevarlo a festivales y a donde nos inviten para mostrarlo.

Tanto el editor- co guionista como yo, somos nacidos en Valparaíso, y nos interesa que esta película de Del Puerto Producciones, sea vista por nuestros querida quinta región, y en nuestro amado puerto principal.

La avant premiere se realizará en la Cineteca Nacional, ubicada en el Centro Cultural Palacio La Moneda, el lunes 16 de septiembre a las 21:15 horas.

Comenta desde Facebook

Comentarios