Francisco Emilio, activista trans: “Estamos en una sociedad donde se prioriza el matrimonio antes de reconocer tu identidad”

En el marco del Día contra la LGTBifobia, el psicólogo y activista trans, Francisco Emilio, conversó con Cápsula Cuir para hablar sobre lxs cuerpxs, la masculinidad, y la incansable lucha que han debido lidiar para romper con los discursos que rigen las sexualidades. Hoy espera un futuro donde la genitalidad no sea condición para existir, y apuesta por una nueva legislación.

Por Jonathan Galarce

Nació en el Bío Bío y su trinchera es el cuerpo. Francisco Emilio, comenzó su lucha desde que inició su transición, y a través de la psicología y los estudios sobre sexualidad pretende comenzar un cambio paradigmático, con el fin de transformar la visión academicista donde “todo está hecho para cuerpos e identidades binarias”. Antes de iniciar esta entrevista, Pancho Emilio asegura que llegará un momento donde no debería haber una separación entre diversidad y heterosexualidad.

Siendo un hombre trans, ¿cómo te puedes construir en una sociedad donde los márgenes de la masculinidad se limitan a cumplir determinadas características?

-Ha sido un aprendizaje realmente, porque comprenderán que cuando uno es una persona trans tiene que volver a aprender muchas de las cosas de este género al que pertenecemos, obviamente que ahí hay una construcción y una deconstrucción. Por lo menos, en particular conmigo ha sido bastante bueno todo lo que he generado siendo un hombre trans, y que tiene que ver con que yo he desconstruido esta visión de hombre que tenía, que me lo habían otorgado como sociedad, y he hecho de esta masculinidad un cambio, yo creo que todos los días estoy desaprendiendo conductas y aprendiendo otras también.

El machismo, por ejemplo, es algo súper notorio, yo cambié mi visión de un cabro más chico, tengo 28 años ahora. Cuando empecé esto tenía una visión de hombre que me entregaba este pensamiento de ser el proveedor, de lo rudo, de que yo tenía que saber de autos, de fútbol, ser más duro, cosas que ahora no hago, que hace muchos años dejé de hacerlo, y entendí que la construcción que tenía que hacer conmigo era algo que me acomodara a mí, y que además fuese algo desde el respeto.

¿Es tema eso de legitimar la masculinidad a través del falo?

-Es complejo porque tenemos una sociedad que se basa en el cuerpo, una sociedad fálica. Para mí ser transmasculino ha sido tema, porque como que todo el tiempo tienes que ir construyendo a otras personas en torno a tu cuerpo, y es complejo también, porque tienes que exponerte. Para mí ahora no es tema, soy lo que soy, no lo puedo cambiar, y no lo quiero cambiar tampoco, pero sí es agotador estar educando en torno a tus genitales, porque es como lo primero que te preguntan, es como que no les importa nada más que saber qué tienes entremedio de las piernas, obviamente que tienes que estar ahí todo el tiempo explicando, o todo el tiempo respondiendo, como que igual es agotador. Pero para mí ya no es tema.

¿De qué manera crees tú que se puede subvertir la masculinidad hegemónica desde las identidades trans?

-Eso se va a dar en cualquier grupo, da lo mismo de que grupo venga, va a ver una hegemonía masculina porque tiene que ver con una construcción social. En torno a eso, yo creo que tiene que ver con la educación que nos dan, cómo rompemos esta hegemonía masculina tiene que ver con la sociedad en la que nos rodeamos, y también en torno a las identidades trans, que vas a ver hombres trans machistas, que hay por montones, que también tiene que ver con esto de lo social, de donde se encuentran, de lo que aprenden, de cómo quieren vivir este género. Yo siento que tiene que ver con la educación, ya que da lo mismo al grupo que pertenezcas, porque todos deberíamos estar hechos para dejar esta hegemonía tan patriarcal.

La comunidad trans ha debido lidiar con el concepto de “cuerpo equivocado”. Cómo respondes desde tu trinchera.

Lo del cuerpo equivocado siempre me ha chocado. Al principio tú lo entiendes de una manera súper simple diciendo que es el cuerpo equivocado, y es incluso una forma de explicarle a un otro. Al decir que estás en un cuerpo equivocado, le estás dando la razón al resto de decir que naciste de una forma distinta. Ahora, cómo lo podemos cambiar, tiene que ver con el mismo discurso de las personas trans, también de que tiene que ver con que nosotros tomemos las vocerías de la temática de identidad de género. Quién más que nosotros podemos hablar de un cuerpo equivocado, que en realidad no lo es. Está en el imaginario colectivo porque nosotros lo utilizamos. Y obviamente tiene que ver con que la gente no entiende que lo que hacemos con nuestro cuerpo es responsabilidad de nosotros.

Por qué no se cuestiona a alguien que se quiere hacer una rinoplastía, y a nosotros se nos cuestiona qué es lo que queremos hacer con nuestro cuerpo. Eso es curioso: cuando tú no quieres modificar tu cuerpo por tu identidad de género, está mal visto, pero si lo quieres modificar, también está mal visto. Entonces, cómo me piden, o cómo le pides a la gente, que deje de decir que está en un cuerpo equivocado, si no nos dejan tampoco contar, desde nuestra experiencia, lo que es vivir en el cuerpo trans. Es parte de tu decisión, que también tiene que ver con una construcción personal, porque el cuerpo es tuyo.

El año 2018 se promulgó la Ley de Identidad de Género, sin embargo, desde las comunidades trans han exigido una ley integral que les otorgue mayor protección.

-Esto de aprobar la Ley de Identidad de Género fue una moneda de cambio y todos lo sabemos. Tienes que pensar que en esta sociedad lamentablemente, primero, los discursos de personas trans los dicen personas cisgénero, de qué estamos hablando. Estamos en una sociedad en que priorizan el matrimonio antes de reconocer tu identidad, estoy en contra que la prioridad de muchos sea el matrimonio igualitario. La Ley de Identidad de Género no cubre nada, no viene a salvar a nadie, además está mal hecha, porque no considera a niños, niñas y adolescentes, solo viene a resolver ciertos problemas, a agilizar el trámite, más no es. Lamentablemente he tenido personas de la diversidad sexual, la mayoría cisgénero, que nos dicen ‘chiquillos, por lo menos tienen una ley’, como que nosotros tuviéramos que recibir las migajas.

-La Ley de Identidad de Género es una forma política para seguir enfocándose en su matrimonio igualitario. Suena un poco agresivo, pero es así, no podemos hacernos los locos. Creen que porque nos entregaron una ley como que no necesitamos nada más, pero no se preocuparon de otras cosas, como el acceso a la educación, al trabajo, a la vivienda.Área de archivos adjuntos

Comenta desde Facebook

Comentarios

0 replies on “Francisco Emilio, activista trans: “Estamos en una sociedad donde se prioriza el matrimonio antes de reconocer tu identidad””