Firma para detener los transgénicos en Chile

La marcha en Valparaíso comienza a las 11:00 horas en Plaza Sotomayor

La marcha en Valparaíso este 17 de agosto comienza a las 11:00 horas en Plaza Sotomayor

Debemos conseguir que el Senado detenga la aprobación de esta ley ahora, cumpliendo con su responsabilidad de respetar la decisión de millones de chilenos, a quienes representan para tomar decisiones que protejan nuestro bienestar. Si logramos reunir un millón de firmas hasta el 17 de agosto, podremos apoyar la manifestación nacional, llegando al Senado, con la petición de impedir la aprobación de la ley UPOV 91, a su presidente Jorge Pizarro Soto.

Hay que detener el desastre natural que tendrá para nuestro patrimonio vegetal de especies nativas la aprobación de la Ley UPOV 91 para Obtentores Vegetales. El lobby de Monsanto logró en el Senado esta aprobación que permite la expansión masiva de transgénicos en Chile, entregando poderes monopólicos a las empresas transnacionales productoras de semillas híbridas y transgénicas.

La Comisión de Agricultura del Senado Chileno, aprobó esta ley debido a tres votos a favor, (con dos en contra), de los senadores Juan Enrique Coloma, Hernán Larraín, y José García Ruminot, quienes pertenecen al sector político que maneja todo el poder económico en Chile, con relaciones comerciales con las grandes multinacionales, como MONSANTO. Estos cinco legisladores votaron mientras afuera protestaban organizaciones como la campaña “Yo No Quiero Transgénicos en Chile”, Chile Sin Transgénicos y Chile Sustentable, entre otros grupos.

Esta decisión aberrante fue realizada sin consultar a la población de nuestro país, ni considerar el derecho de pueblos originarios, y de pequeños y medianos agricultores, cuyas semillas serán de propiedad de las grandes transnacionales, quedando completamente vulnerables a su maquiavélica forma de someter a los campesinos a pagar multas y tener que comprarles las semillas alteradas genéticamente, como han hecho en tantos lugares del mundo.

En la India, miles de agricultores se han quitado la vida, por no resistir las altísimas deudas con MONSANTO, quienes destruyen así, nuestra libertad de cultivar nuestra Tierra, y recibir de ella frutos sanos, dañando la vida de millones de personas con la alteración genética de los alimentos, y la usurpación del derecho de los campesinos sobre sus cultivos. Actualmente hay suficientes evidencias científicas sobre la contaminación cruzada de especies nativas, por la liberación al ambiente de polen modificado genéticamente, y de los efectos en la salud por el consumo de alimentos transgénicos.

Pese a las manifestaciones de diversos grupos defensores de la semillas y los agricultores chilenos, sólo estos tres senadores aprobaron a espaldas de todos los medios de comunicación, decidiendo el futuro de nuestra maravillosa tierra, llena de campos y cultivos, de una fertilidad tan rica que nos da frutos en todas las estaciones, y permite a millones de personas trabajar cultivando los alimentos, y proveyendo a toda la población chilena de sus vegetales y frutos.

Necesitamos nos ayuden a despertar la conciencia del impacto que tendrá esta decisión para la Tierra del sur del mundo, nuestra población, niños y futuras generaciones, que nacerán en un país doblegado por una de las fuerzas más destructoras de nuestro planeta. Los pequeños agricultores, se verán forzados a abandonar los campos, se encarecerán y contaminarán los alimentos, perderemos nuestro patrimonio genético, y los campesinos e indígenas serán despojados de guardar las semillas, como han hecho por generaciones. Aún tenemos esperanza de detener esta aberración a la naturaleza levantando nuestra voz con toda la fuerza del amor que sentimos por la Tierra, y nuestro profundo deseo de cuidarla y protegerla como nuestra Madre.

Las organizaciones protectoras de las semillas en Chile, han convocado una movilización a nivel nacional el 17 de agosto, para manifestar al Senado el repudio de toda la población nacional a la irresponsable decisión que han tomado en contra del cuidado de la Tierra, nuestra salud y nuestro patrimonio natural, sin considerar que la alteración de nuestro ecosistema, tendrá consecuencias que lamentaremos de por vida, y que serán irreversibles, si no detenemos esta situación. Juntemos nuestras voces, para proteger la vida de la Tierra, nuestros hijos, y nuestros alimentos.

¡Ayúdanos a despertar la conciencia de millones de personas y de quienes tienen la responsabilidad de decidir por todos nosotros! ¡Chile es un país con una naturaleza tan maravillosa que no se merece ser contaminada por los monstruosos de MONSANTO!¡Firma ahora y apóyanos para proteger la naturaleza y seres humanos del sur de la Tierra!

FIRMA ACÁ: http://www.avaaz.org/es/petition/MONSANTO_FUERA_DE_CHILE/?tILvkfb

Comenta desde Facebook

Comentarios