Paola Castillo, directora de Genoveva: “Debemos reconocer nuestro mestizaje”

El jueves 6 se agosto se estrena en todo Chile el documental Genoveva (2014) de Paola Castillo, gracias al programa MiraDoc. La película, a través del repaso de fotografías e imágenes, aborda los prejuicios existentes hacia el pueblo mapuche, basándose en la historia de su propia familia, específicamente, su bisabuela. Conversamos con su realizadora antes de su debut en Valparaíso.

paolacastillo_ljm

Fotografía de www.cinemachile.cl

Por Valeria Viancos G.

Cuando era una niña, Paola Castillo escuchó de su abuelo que su bisabuela Genoveva era mapuche. Indagando en sus raíces, encontró la única fotografía de ella que existía en su casa y, a la vez, descubrió la falta de información sobre su vida e historia. “Hace tiempo he tenido esa inclinación por buscar fotos antiguas en blanco y negro. Me acuerdo que en una oportunidad visité a mi abuela y encontré en una caja de zapatos un obituario que había escrito un amigo abogado de mi abuelo, donde decía que su madre era pehuenche. Ahí comprobé que era verdad lo que escuché alguna vez, comenta Castillo.

Genoveva comenzó a grabarse hace aproximadamente nueve años, bajo la idea de transmitirle a su hija sobre sus orígenes, sin conocerlos muy bien. A través de anécdotas, conversaciones y una puesta en escena interpretada por Ana Tijoux, el objetivo de la realizadora es repasar las imágenes asociadas con nuestro origen mestizo.

“Realmente junté un poco ambas motivaciones, la que se refiere a mi hija y las de trabajar en un tema que me interesaba, que es nuestra relación con el mundo indígena. Todo esto, desde el trabajo con las imágenes, algo que como directora me atrae mucho. Un poco de ahí partió la película”, agrega. “Creo que es cierto que hay una gran responsabilidad del Estado y de los gobiernos en términos de integración y valoración, pero creo también que hay una gran responsabilidad de nosotros como individuos. Y la película apela al individuo, a que uno en su día a día o en su familia reconozca ese mestizaje”.

-¿Ese es el mensaje que quieres transmitir?
-Son varios en el fondo. Creo que me interesaba por una parte dejar una herencia, en este caso a mi hija y familia, como un esfuerzo para reconstruir una historia familiar que tiene un valor como ser humano que siempre está buscando un lugar o una identidad donde aferrarse y es súper importante sentirse parte de una comunidad primigenia tuya que tiene que ver con tu familia, tus padres, tus abuelos. Creo que en ese sentido es súper importante para mí que mis niños, que ahora son dos, mis nietos y mis bisnietos puedan heredar esta importancia de construir la memoria. También, en términos sociales, me sigue sorprendiendo cómo determinadas cosas, que en este caso son imágenes, color y formas, determinan una valoración social, digamos. De alguna manera, eso es lo que se ve reflejado al seleccionar cuatro o cinco imágenes, desde las primeras hasta las últimas para mostrar que nuestra relación con el mundo mapuche no viene de conocerlos, sino que simplemente son prejuicios que nosotros nos instalamos, heredamos y son construidos por otros.

genoveva_ljmweb

-¿Cómo fue enfrentarte al desconocimiento de tu familia sobre el origen mapuche de tu bisabuela Genoveva?
-La verdad es que fue un proceso un poquito de detective y de arqueólogo, a súper menor escala, porque desde pequeñas huellas vamos construyendo un cuerpo y juntando pistas. Un integrante de mi familia decía: “no sé, mi mamá lo único que recordaba era que se llevaba mal con mi abuelo”. Entonces a partir de esas huellitas se va descubriendo. Por suerte viví un proceso súper agradable con mi familia, porque nunca tuve problemas para entrevistarlos y, de verdad, sus respuestas no vienen del prejuicio, vienen simplemente de la ignorancia. Yo creo que igual para ellos fue bonito, porque de alguna manera es como la sobremesa familiar con pequeños momentos donde ellos se reconectaron con su propia historia.

-¿Y cómo viviste este acercamiento con una comunidad mapuche, especialmente con un lonko?
-Eso fue súper interesante para mí, porque fue mi primer acercamiento con un mundo que conoce sus raíces. Él vive en la zona roja del conflicto mapuche y nosotros al investigar estas imágenes era inevitable llegar a la simplificación del mapuche terrorista. Si queríamos jugar un poco con esas contradicciones, teníamos que ir justamente a ese lugar. Y ahí nos dimos cuenta que, pese a que él es una persona que está por la defensa de la autonomía del Estado Mapuche, era una persona súper tranquila, súper amable y no tenía nada que ver con las imágenes que uno ve. De hecho, cuando llegamos vimos un paisaje idílico y bello. Obviamente, hay problemas, pero no es la violencia que uno ve todos los días en la prensa. Esto fue muy importante para mí, porque me permitió entrar en este mundo, donde él rompe los estigmas.

genoveva_ljm

-Hay una frase que tú dices sobre que tu abuelo: “dejó de ser araucaria para convertirse en pino”. Para mí esa frase marca lo que significa el documental ¿cómo se refleja en la sociedad chilena?
-Confieso que esa frase fue un regalo del director de fotografía. De alguna manera, para él y para mí, y quizás para más personas, esa frase de alguna manera es una metáfora de un pueblo que siempre está buscando la identidad de otro. Es constante ver esta transformación permanente de un Chile, un Chile que a veces parece Miami, un Chile que otras veces ha querido ser más europeo, un Chile que hoy en día se cree modernilla tecnológica, que a veces me recuerda más al mundo asiático. No sé, tendrá que ver con los terremotos también, que siempre está destruyendo y volviendo a reconstruir como para partir de un mundo nuevo y ahí olvidamos los orígenes, nuestra historia.

Para mí también es eso, hemos dejado de lado nuestra identidad, nuestras raíces y el pino simboliza muchas cosas desde el monopolio económico. De alguna manera, esa frase para mí representa un poco lo que le pasó a mi abuelo, pero también una metáfora del país, de sociedad, y siento que de alguna manera, sin darnos cuenta, unimos bien eso. Mi abuelo fue una persona que al perder su identidad y su conexión con su familia quedó fragmentado y marcado, y por eso de alguna manera nunca terminó de encontrarse y terminó sin querer dañando a otros. Entonces cuando uno habla de perder la identidad, en este caso, voy mucho más allá del tema de mestizaje. A lo mejor, mi identidad está simplemente en sentir que pertenezco a una familia, a una comunidad y cuando uno pierde esa conexión, se pierde y se fragmenta y, generalmente, lo que crea después, a veces sin darse cuenta, no produce cosas buenas.

anitagenoveva_ljm

-En el documental Ana Tijoux recrea fotografías de mujeres mapuche, entre ellas a tu abuela ¿Cómo surge la idea de insertar este tipo de escenas? ¿Y cómo fue trabajar con ella?
-Esa idea venía desde el inicio del documental. Yo lo utilizo como dispositivo para ir construyendo la historia, porque lo que a mí me interesa en el fondo, más que hablar de grandes políticas del Estado, es saber cómo esto está en nuestra vida cotidiana. Por eso, pensé utilizar la fotografía, que es la única fotografía que tengo de mi bisabuela para generar estas cosas, que van desde mostrarlas a mi familia, a sugerirle a quien la viera, que todas las construcciones del mundo indígena vienen siendo representaciones de otros.

Siempre dije que quería una especie de modelo/actriz que representara la foto de Genoveva, pero que además esa imagen fuera puesta para que esa persona representara otras imágenes estereotipadas del mundo indígena: el terrorista actual, la empleada doméstica, la mujer de los años 40 que trata de meterse en una urbe y asume más las vestimentas del citadino. A Anita la invité tanto en la canción del documental como en este modelaje y le gustó la idea. No sé si habrá sido tan entretenido para ella, pero estuvo trabajando con nosotros dos o tres días en estudio. De ahí nos acompañó al shoot e hicimos unas imágenes en el fundo de mi abuelo. Fue puro agrado, porque la Anita se entregó totalmente en la película, confió y se dejó dirigir. Es una persona, además, muy agradable de estar todo el día con ella, tiene muchas anécdotas que contar y fue muy entretenido compartir con ella.

Ficha técnica

DIRECCIÓN, PRODUCCIÓN EJECUTIVA Y GUIÓN: Paola Castillo. DURACIÓN: 68 minutos. PRODUCCION GENERAL: Soledad Silva. ASISTENTE DIRECCIÓN: Loreto Contreras. FOTOGRAFÍA: Pablo Valdés. MONTAJE: Coti Donoso. SONIDO: Boris Herrera, Roberto Espinoza. MÚSICA: Camilo Salinas, Ana Tijoux. CASA PRODUCTORA: Errante Producciones.

Funciones y visitas: Valparaíso

Teatro Condell a través de Insomnia Alternativa de Cine | Condell 1585
6 y 8* de agosto | 19:00 horas | Valor: $ 1.000
12 y 13 de agosto | 17:00 horas | Valor: $ 1.000
*Conversatorio 8 de agosto con Paola Castillo, directora, y equipo técnico

Escucha Canelo Sagrado, canción central de Genoveva. Por Ana Tijoux y Camilo Salinas:

Comenta desde Facebook

Comentarios