“Allende mi abuelo Allende”: El dolor puertas adentro

El documental de Marcia Tambutti Allende, nieta del expresidente chileno, es la corajuda y sensible búsqueda de su directora por armar la biografía personal y familiar del líder socialista. Una misión, para ella, tan necesaria como ineludible, pues de eso, al menos en las casas de los Allende, no se habla.

allende---la-juguera-magazine

Por Claudio Abarca Lobos

En un jardín, mientras cosechan tomates, Isabel, una de las tres hijas del expresidente chileno Salvador Allende, le recuerda a Marcia Tambutti que acordaron no hablar de ciertas cosas. En la casa donde vive Hortensia Bussi, la viuda de quien encabezara la Unidad Popular apura el término de una grabación. Mirando unas fotos, una molesta Maya Fernández, nieta de “Chicho” -trato cercano que algunos daban al líder socialista- y prima de Marcia, le hace ver a ésta que no continuará grabando si insiste en abordar algunos temas familiares.

Son imágenes y momentos de “Allende mi abuelo Allende”, documental de Marcia Tambutti Allende que por estos días se exhibe en algunas salas chilenas.

Tambutti es nieta del exmandatario e hija de Isabel. Por su filiación, podría esperarse una pieza plena de cariño por su abuelo y su familia. Y lo es. Pero es también un documental que se mueve constantemente por la tensión: ella quiere saber del hombre más allá de la política, la revolución, el mito, mientras que su madre, su abuela, su tía Carmen y su prima Maya son reacias a tocar ciertos aspectos de la biografía familiar y de “Chicho”.

Pero Tambutti, curiosa, persistente, necesita armar una historia de su clan. Como todos, o casi todos, que en algún momento de nuestras vidas sentimos la urgencia de completar vacíos y atar cabos de nuestras respectivas familias. En su caso, además, está la paradoja de que se habla públicamente de su abuelo y de la revolución que lideró, pero casi no se le menciona en la intimidad.

Entonces, la documentalista vuelve una y otra vez sobre ciertos temas, con nuevas preguntas, incomodando a los suyos.

¿Por qué la incomodidad? Porque la historia de los Allende está marcada por la muerte abrupta: al suicidio del expresidente le sucedieron el de su hija Beatriz en 1977, el de su hermana Laura en 1981 y el de su nieto Gonzalo Meza en 2010, después de que incluso éste grabó entrevistas con su hermana Marcia Tambutti para el documental.

Y también por las infidelidades de Salvador Allende que, según admite la propia Hortensia Bussi sobre su cama, la engañaba “todo el tiempo”.

Esos tópicos y recuerdos provocan silencios, molestan a quienes los protagonizan. “Tencha” parece no querer hablar de su hija Beatriz, Carmen -otra de las hijas del fallecido mandatario- hace comentarios escuetos y se muestra sumida en los recuerdos, y Maya confronta a Marcia como queriendo hacerle notar la evidente curiosidad de ésta.

Pero Tambutti no parece incómoda y expone los silencios sin condescendencia. Así como tampoco la tiene por el deterioro físico de su abuela: en un momento, tras uno de los varios planos que muestran muy claramente sus arrugas y manchas, el siguiente nos enseña su belleza y elegancia bailando con su marido, en una fotografía en blanco y negro. El contraste es evidente y no hace más que subrayar la vejez y la nostalgia de Hortensia Bussi.

La fotografía, no solo esa, sino todas las que va descubriendo y mostrando Marcia Tambutti en el documental, es un dispositivo central en éste: cada nueva imagen que la realizadora conoce, provoca recuerdos, preguntas, y finalmente es el material que permite articular la narración.

Pero es también un pretexto para hablar de Salvador Allende y su familia, a veces a medias, muchas otras con dolor. No por el violento fin de la revolución “con empanada y vino tinto”. Sino por las renuncias afectivas, las infidelidades maritales, las separaciones obligadas, los suicidios. Es decir, lo que también hace a una familia, en este caso puertas adentro del mito y la lectura ideológica.

“Allende mi abuelo Allende” es un gran documental, valiente en su argumento y fino en su montaje, ciertamente no sobre el político con el poder de la palabra ni menos acerca de la revolución, sino sobre una familia y su historia de rabia, dolor y muerte.

Valparaíso
Teatro Condell a través de Insomnia Alternativa de Cine | Condell 1585
3*, 5, 11, y 12 de septiembre | 19:00 horas
9, 10, 16, 23 y 24 de septiembre | 17:00 horas
Valor: $ 1.000
*Jueves 3 de septiembre: cine foro con Maria Tambutti, directora, y Paola Castillo, productora

Viña del Mar
Cinemark Espacio Urbano | Av. Benidorm 961, Pob. Vergara, Viña del Mar
Valores y horarios en www.cinemark.cl

Funciones en otras ciudades: www.chiledoc.cl.

Comenta desde Facebook

Comentarios