Ecos de Brecht en Pinochet Apócrifo

AFICHE--PINOCHET-APÓCRIFO-SIN-LOGOSEn Pinochet Apócrifo el colectivo escénico Agua-Cero, bajo la dirección de Enrique Saldes, representa una versión contemporánea y al más puro estilo brechtiano del libro “Carta apócrifa de Pinochet a un psiquiatra chileno” del periodista, sociólogo y escritor Sergio Marras.

Por Daniel Silva Escobar

El montaje propone una puesta en escena sencilla, minimalista y lúgubre, ambientada en un contexto nacional post dictadura militar a través de objetos y códigos  propios de la época.

La dirección sugiere en el espectador una mirada íntima y cercana, un observar desde la cerradura de la puerta la vida del general Pinochet, hay voyerismo y complicidad. La obra transcurre mediante el relato de Augusto Pinochet  en una habitación ambientada sólo con un colgador y un sillón de cuero rojo, la interacción con estos objetos expone la naturalidad del personaje a través de acciones realistas y cotidianas.

La pieza teatral devela, mediante el testimonio unipersonal caracterizado por el actor George Casanova, las conductas más erráticas, sórdidas y ocultas del dictador. Un hombre  que exhibe su opinión frente a la política, a la militancia y al Estado sin tapujos ni restricciones, dando cabida a un universo nunca antes  revelado. Respecto a los hechos acaecidos en el periodo de la dictadura, este personaje  relata y despliega  sin  remordimientos ni victimizaciones cada hecho ocurrido, evidenciando sus ansias de poder y de dominación.

Dramatúrgicamente este monólogo presenta una atemporalidad en la narración de los sucesos. A pesar de que consta con una estructura aristotélica clara como pieza teatral, genera constantes flashbacks en el montaje ocasionando intermitencias. Utiliza de forma sutil códigos y jergas militares en sus versos; constantemente recurre a la retórica como herramienta discursiva propia del personaje estudiado y la incorporación de la aliteración en sus estructuras, compone un embellecimiento fonético en las últimas sílabas, aludiendo a las grandes arengas.

El personaje del general se compara con otros líderes y dictadores mundiales, y para él  el error radica en la rendición, para él siempre prevalece el no claudicar: “Hitler y Mussolini, personajes que tenían mucho  carisma y convicción, tuvieron un defecto: el de perder… en cambio yo gané”. Frases como esta reflejan la capacidad de convencimiento y autoritarismo impregnadas en el montaje.

El desplante, la capacidad lúdica e histriónica del actor van dando vida a este personaje engreído, déspota y hostil, facetas abordadas por George Casanova, plasmando su versatilidad  a través de la fusión del frenesí  y la  calma, trastornos bipolares típicos de un paciente psiquiátrico, reflejados en el personaje.

La ridiculización del personaje es el pivote central dentro del engranaje del montaje, donde comportamientos xenófobos, una ignorancia  abismante y la total desvinculación con  los acontecimientos ocurridos, son pieza clave para urdir una escena de otra, nutriendo al espectador con información sustancial, la que a ratos se torna un tanto liviana y repetitiva,  pero de todos modos logra facilitar la comprensión de la trama.

El montaje está cargado de tecnicismos cinéfilos y jergas militares escuetas que ofrecen una nueva  lectura de la vida del dictador. Temáticas como los detenidos desaparecidos, la tortura y el asilo político son abordados de forma expedita y con algo de banalidad, dando mayor importancia a la comparación  con referentes hollywoodense que a los hechos macabros ocurridos en Chile.

La hora y diez minutos que dura la pieza finalmente hace sentir cierto tedio y la retórica usada se vuelve repetición evidente. El montaje  carece de ritmo, decayendo constantemente con el  transcurso de los relatos. También perjudica al producto artístico una escenografía descuidada, poco pulcra, al igual que la terminación de vestuarios y utilería. Por cierto la obra calza con las  expectativas de la programación de los 40 años después del Golpe Militar; bajo este marco cultural, “Pinochet  Apócrifo” es una obra que aporta con creces en cuanto a la dramaturgia  y su contenido pero en su  forma  y escenificación queda en deuda.

Ficha Técnica
COLECTIVO ESCÉNICO AGUA-CERO

Actuación: George Casanova O.
Música original: Paul Hernández M.
Medios&Prensa: Francisco Saldes A.
Diseño Afiche: Pía Zapata
Registro Visual: Carlos Ruz-Trinacrio
Dirección & Dramaturgia & Diseño Integral: Enrique Saldes A.
Funciones:  viernes 27 y sábado 28 de septiembre, además viernes 4 y sábado 5 de octubre.
SALA DISPOSITIVO CULTURAL LOS LAGOS (Independencia esq. Rodríguez)
HORA:
20:00 hrs.
VALOR ENTRADAS: $ 2.500 General – $ 1.500 Estudiantes y Tercera edad

Trailer:

Trailer Pinochet Apócrifo CE AGUA-CERO from Trinacrio ProducciónAudiovisual on Vimeo.

 

Comenta desde Facebook

Comentarios