De web comic a libro: “Humano, demasiado urbano”

Renzo Soto lleva tres años publicando en su web esta irónica, autoflagelante y cotidiana tira cómica, que revisa en clave paródica las contradicciones de nuestra sociedad y de su propia vida. Hoy, Soto tiene la alegría de decir que uno de sus referentes –el creador de la revista ochentera “Bandido”, Javier Ferreras- editó una compilación de “Humano, demasiado urbano” en formato libro (Visuales Ediciones, 2014). A continuación la historia de la historia contada por el mismo Renzo.

HDU_054_webPor Renzo Soto

“Humano, Demasiado Urbano” es un web cómic que nace a mediados de 2011, como una necesidad de desarrollar un trabajo con proyecciones en el tiempo y que- dada mi nueva situación de esposo y padre de familia- me permitiese realizarlo en un espacio de tiempo breve.

Surge la idea entonces de crear esta historieta, explotando el formato de tira cómica, pensada para la publicación periódica en mi sitio web. Ahora, la idea de parodiarme a mí mismo, surge un par de años antes, después de un “anecdótico” viaje a Rusia, donde fui invitado para hablar sobre el cómic de humor chileno.

Siempre había tenido ganas de desarrollar una tira cómica, muy a lo tira de periódico gringo de los ’40 y ’50; dedicarle harto trabajo a un formato más corto y autoconclusivo, pero sabía que se necesitaban ciertas condiciones para desarrollar uno o dos conceptos en tan poco espacio y a partir de eso crear personajes, situaciones e historias consistentes. Definitivamente trabajos como “Olafo el Vikingo”, “Charlie Brown” y “Calvin y Hobbes” han sido algunos de mis grandes referentes, así como también el trabajo autobiográfico de Harvey Pekar en “American Splendor” o la tira cómica que aparecía en no sé qué diario sobre Woody Allen.

LEAD Technologies Inc. V1.01La gráfica de esos trabajos es deliciosa y las historias simples, extraídas del cotidiano y de las reflexiones propias de un tipo inmerso hasta el cuello en la sociedad me parecen alucinantes.

De pronto y bajo esa perspectiva, me di cuenta de que los guiones y los personajes estaban ahí, en mi propia casa y podría asegurar que al menos el 80% de los guiones de las tiras que he publicado hasta ahora, me los han dado mi señora y mis hijos.

El nombre de la tira, por supuesto, nace del libro de Nietzsche “Humano, Demasiado Humano”, uno de mis favoritos de ese autor. El concepto tras ese nombre es que me di cuenta de que estoy irremediablemente inmerso en una sociedad donde vivo a regañadientes y donde no tengo muchas más opciones que ser un trabajador, un papá, un esposo, un número. Por otro lado, habla sobre lo dependientes que somos de las cosas que creamos, de la tecnología, del transporte, de la luz eléctrica, del agua potable… Viví hartos años en el sur, en la parte más urbana, y cada vez que iba al campo con mi familia, me sentía súper inútil, muy urbano, en definitiva. Y pese a que como muchos, soy un crítico acérrimo de nuestra sociedad, creo que además de dibujar, no contribuyo mucho para cambiarla.
HDU_053_web

Bueno, el libro ha sido publicado por Visuales Ediciones, cuyo editor es nada menos que Javier Ferreras, el cerebro tras la mítica revista de cómic “Bandido”, muy popular a fines de los ’80. Así es que estoy doblemente satisfecho de haber publicado; una porque era un deseo muy postergado y otra, porque lo hago en grande, con una persona a la que admiro mucho y con la que en mi perra vida imaginé que iba a trabajar algún día.

HUMANO DEMASIADO ABSURDO
Prólogo del libro escrito por el editor y guionista Carlos Reyes G.

Renzo Soto tiene esa cualidad propia de los habitantes de la joya del pacífico: una ironía aguda y perfilocortante. Dibujante como es, se apropia del difícil arte de la viñeta humorística y sale airoso.

En estas páginas encontrarás momentos que mixturan la cita autobiográfica y el chiste auto-inflingido con el que Renzo no busca reírse de los demás, sino de sí mismo a través de la caricatura de su entorno más cercano, de la extrapolación de las situaciones y de la ridiculización sin asco de su propia vida. Y es que el humorista es siempre el primero en sacrificarse en el altar del chiste para conseguir la preciada risa del público y está siempre dispuesto a correr el riesgo de parecer un soquete con tal de invitar al resto a acompañarlo en esta encantadora aventura en que nos llama a reírnos de todo y de todos.

HDU_128_webRenzo ya había hecho gala de su talento en las ediciones autogestionadas de su personaje “Supervaca”, pero aquí en “Humano Demasiado Urbano” se descuelga de la parodia al género superheroico y entra directamente por la puerta del absurdo cotidiano a la gran comedia que nos obliga a mirar nuestras vidas desde una óptica ligeramente distinta, enfrentándonos a sus cualidades más esperpénticas.

Renzo es animador y eso se nota en sus dibujos, muy cercanos al delirante mundo del cartoon y dotados habitualmente de una expresividad y plasticidad encantadoras.

Las páginas de “Humano Demasiado Urbano” son definitivamente tan urbanas como el que más y tan humanas como la risa cómplice de quien se toma la vida como debe ser: Un gran y desopilante chiste.

 

Comenta desde Facebook

Comentarios