Obras nacionales y de jóvenes coreógrafos desplegarán todo su talento en 13° Festival Internacional Danzalborde en Valparaíso

Tres compañías nacionales y cuatro obras de jóvenes coreógrafos,  integrarán la programación oficial del 13 Festival Internacional Danzalborde,  con diferentes propuestas escénicas y de investigación del movimiento.

Clásica-

Por Francisca Ugarte

Tras un riguroso trabajo  de selección entre 48 postulaciones de compañías nacionales, tres serán las agrupaciones que integrarán la programación de sala y cuatro compañías emergentes, se presentarán en diferentes formatos en el 13 Festival Internacional Danzalborde, que abre sus actividades el día 17 de octubre hasta el 31 del mismo mes, con una intensa cartelera de presentaciones.

Iván Sánchez, co Director de Danzalborde señala respecto de la selección de compañías nacionales: “lo principal es que las obras que se escogieron a nivel nacional tienen que entrar en un relato con el contexto general del Festival, por ende,  cuando son observadas y escogidas, no son pensadas como hecho aislado, sino que tienen que complementar una mirada. Estoy contento con la selección donde está el trabajo de “Paisajes” de Paula Sacur, quien trabaja con un eje temático sobre una técnica especifica de danza, al interior de un universo creativo que ella despliega con invitados incluso.  Hay de orden más perfomativo, que es la obra de Alejandro Cáceres y Molina “2 guitarras”. Hay una apuesta de la investigación del movimiento en clásica, que es de Francisca Espinoza. Cada una de las obras, abre otro punto de vista que obviamente dialoga con la programación internacional general “.

Para las  obras de sala se seleccionó las siguientes propuestas nacionales:

 

  • Clásica de Francisca Espinoza, Paulina Vielma y Luis Corvalán, quienes se presentarán en el Parque Cultural de Valparaíso.
  • Paisajes de Paula Sacur, que se presentará en la Sala de Artes Escénicas de la Universidad de Playa Ancha.
  • 2 guitarras de Molina, Cáceres y Bacelli, que se presentará en el Teatro del Centro de Extensión Edificio Cousiño Duoc UC.

 

“Clásica”.

De Francisca Espinoza, Paulina Vielma y Luis Corvalán.

Reseña:

“Clásica” se relaciona con el ejercicio práctico de generar presente desde los hechos y registros del pasado. Cada intérprete cuestiona, valida e insiste sobre sus propias prácticas, abriendo una percepción cíclica de la historia que permite la proximidad y la distancia hacia las ideas y la corporalidad.

 “Paisajes.”

De Paula Sacur.

Reseña:

“Paisajes”, es la construcción escénica de dibujos corporales y sonoros que representan cierta extensión del terreno cuerpo femenino que dialoga en distintos niveles, posicionándose desde una mirada lúdica e irónica, visitando distintos clichés del rol femenino. Los resignifica como estrategias de empoderamiento de género. Se manipulan los clichés como: la inocencia, la femineidad rosa, la vulnerabilidad, invirtiéndolos para transformarlos en herramientas de poder. Esta operación aplicada intencionalmente desde una lectura posmoderna.

 

“2 Guitarras.”

De Molina/ Cáceres / Bacelli

Reseña:

Construida en la noción de improvisación libre, alterna entre la producción de sonido y movimiento y sus creadores/intérpretes transitan entre las funciones de músico y bailarín, llegando a mezclar, unir o confundir ambas por momentos. En un espacio provisto de 2 Guitarras eléctricas, un par de sillas, amplificador, efectos y objetos para intervenir las guitarras, la obra deviene del acto mismo de tocar los instrumentos, en cualquiera de sus posibilidades y formas; de manipular los objetos, las sillas, producir sonido, los cuerpos y su estar, sus acciones/movimientos y su presente en la improvisación, interactuar y componer con el otro y con el espacio, de modo que todo está para darse a escuchar, tanto como para darse a ver.

 

Paisajes- 

 

Obras emergentes de jóvenes coreógrafos o regionales: un nuevo espacio para creadores en formación

En tanto para la categoría de obras emergentes de jóvenes coreógrafos, el jurado resolvió seleccionar a las siguientes obras, las que las que serán convocadas a participar en muestras de sala y acciones de intervención urbana, al respecto, co Director del Festival Danzalborde Iván Sánchez destacó:  “se decidió abrir una línea nueva que es de emergentes o representantes regionales,  estamos abriendo un espacio nuevo para cuatro coreógrafos: uno  de Santiago, dos de Valparaíso y una compañía de Rancagua,  para que presenten segmentos de sus obras o bien se trasladen a espacios públicos de la ciudad,  con la idea de comenzar a generar una comunicación entre compañías profesionales y estos directores emergentes jóvenes, que están en sus primeros procesos de creación.”

 

Las obras seleccionadas en esta categoría son:

 

“Malalma. Parasomnia para 4 cuerpos”

Compañía Fugitiva. (Valparaíso)

Reseña: Malalma es un cuento corporal que relata el encuentro (en un trastorno del sueño) de cuatro almas errantes que escapan de un extraño atardecer que parece alba. Una Parasomnia para 4 cuerpos. Malalma: una frágil distancia que nos separa de las dimensiones realidad y sueño, la luz y las sombras, lo humano y lo bestial, lo sagrado y lo mundano, el cuerpo y el alma. Es una reflexión a cerca de nuestro ser, conductas y hábitos humanos en medio de una sociedad empobrecida espiritualmente.


“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente”

Compañía Rasgos. (Santiago)

Reseña: Una temática intensa con tintes contemplativos donde los intérpretes declaran y hacen afirmaciones sobre el cuerpo, el alma, la valentía, el esfuerzo, la carne, la piel. Impele al artista y al público a responder al mandato del Dios-o-el-principio que habita en cada cosa.
“Orientación de sitio, medidas a escala cuerpo”.

Colectivo Incapié. (Valparaíso)

Reseña: Desde trabajos de improvisación y secuencias coreográficas, cada cuerpo se presenta en escena como un descifrador del espacio. Los cuerpos comienzan a dialogar desde un espacio personal  para ir progresivamente a dialogar con el espacio del otro, desde lo netamente cuantificable hasta la distancia entre espacio y cuerpos.


“Las montañas no lloran”

Compañía Cuatroojos (Rancagua)

Reseña: Es una obra de danza teatro   con música en vivo y visuales, que se mezclan para desarrollar el concepto de desapego a través de un lenguaje poético y abstracto, lleno  de simbolismos , que abren al espectador la posibilidad de hacer lecturas personales de las imágenes entregadas . Cada objeto dispuesto en escena adquiere una carga simbólica que sirve como hilo conductor para la interpretación de las escenas.La obra plantea poéticamente la transformación de una imagen, resignificando la imagen en sí misma.

 

 

Comenta desde Facebook

Comentarios