Walt Whitman en Valparaíso, A 200 años de su natalicio

Durante todo el mes de junio en la Galería Fotocíclope se exhibirán 12 fotografías que evocan 12 poemas del libro Hojas de hierba, del poeta Walt Whitman, como un tributo a su legado.

Foto de Joaquín Rodríguez.

 

En el puerto de Valparaíso, los ojos de Walt Whitman se posan nuevamente en el mar a través de 12 poemas de Hojas de hierba, retratados fotográficamente y que se estarán exhibiendo durante todo el mes de junio en Galería Fotocíclope, Abtao 529, Cerro Concepción.

Como un saludo del puerto al gran poeta de América, en conmemoración a los 200 años de su natalicio, esta exposición compromete la participación de profesionales de diversas disciplinas, quienes asumieron el desafío de retratar un poema de Hojas de hierba (Leaves of grass): Edwin Rojas (artista), Alicia Pizzeghello (fotógrafa), Felipe Olivares (empresario), Marcela Valdevenito (tecnóloga médica con estudios en estética y literatura), Sebastián Irrarázaval (arquitecto), Gerda Willer (artes estéticas), Julio Espinosa (escultor), José Mogrol (fotógrafo free lance), Carlos Silva (artista visual y docente) y Cristián Allendes (estudiante), Joaquín Rodríguez (realizador audiovisual) y Alvaro Leiva (artista del movimiento).

En Salut au monde -1855-, Whitman evoca a Valparaíso, como a tantos otros puertos, y hoy Valparaíso evoca a Walt Whitman. El Atlántico y el Pacífico se unen a través de su poesía, y de su pasión por la naturaleza, las libertades y un nuevo mundo.

En esta iniciativa colaboran: Galería Fotocíclope, Cámara Lucida, La Juguera Magazine, GSR Diseño e Impresión, After Poetry The Brighton, Estudio Ruiz y Contraseña Magazine.


Sobre Whitman

Fotografía de Alicia Pizzeghello.

El 31 de mayo de 1819 nace Walt Whitman, en Long Island, Estados Unidos. El autor de Hojas de hierba, acumuló una vida intensa, recorrió diversos senderos, en los que intimó con la naturaleza y con los sueños de los nuevos hombres y mujeres de nacientes libertades.

La noche del 18 de abril de 1887, Walt Whitman dejó su retiro en Cadmen para viajar a New York, en el tributo anual a la memoria del Presidente Lincoln, en aquella ocasión, entre los asistentes se encontraba José Martí quién escribió al diario Partido Liberal, México, escenas de este encuentro destacando su ardiente pasión por la libertad, la pureza intachable de su actitud política y compromiso con el nuevo mundo.

“Parecía un dios anoche, sentado en un sillón de terciopelo rojo, todo el cabello blanco, la barba sobre el pecho, las cejas como un bosque, la mano en un cayado”.

Cuando Whitman entona el Canto a mí mismo está expresando la identidad del Universo. Whitman fue el primer poeta que experimentó las posibilidades del verso libre, sirviéndose para ello de un lenguaje sencillo y cercano a la prosa, a la vez que creaba una nueva mitología para la joven nación estadounidense, según los postulados del americanismo emergente. Los relatos de sus propias experiencias, un tratamiento revolucionario del impulso erótico y la creencia en los valores universales de la democracia son rasgos novedosos de su poética; como también su percepción de la naturaleza una nota que lo acercó al panteísmo.

Su influencia ha sido notoria en múltiples generaciones líricas, tanto en su país como en el resto del mundo. Whitman fallece en Camden, Estados Unidos, en el año 1892.

 

 

Comenta desde Facebook

Comentarios