En La Sebastiana presentan libro “Nomeolvides: Flores para nombrar la ignominia” de Verónica Zondek

Este viernes 6 de marzo a las 19 horas en La Sebastiana (Valparaíso) se presentará el libro “Nomeolvides, flores para nombrar la ignominia” de Verónica Zondek (LOM Ediciones, 2014). 

No me olvides.aiEl nuevo trabajo literario de la escritora residente en Valdivia reúne varios poemarios que, según señala, “muerde la carne de un tema que de muchas maneras se manifiesta como un tabú, o es caricaturizado o estereotipado”.

Se trata de un poema teatral en 3 voces donde la principal es la voz de una adolescente embarazada. El libro será comentado por los poetas David Bustos y Enrique Bustos y la presentación será precedida por la obra butoh “Memorias del vientre” realizada por Evelyn Barra, acompañada de la música de Paulina Villacura.

 

Le compartimos el comentario de César Díaz-Cid* sobre el“Nomeolvides, flores para nombrar la ignominia”: 

Desde los textos bíblicos de Job, enunciados a la manera de epígrafe, Nomeolvides: flores para nombrar la ignominia, de Verónica Zondek, es un poema que está muy alejado del retruécano a que aspira cierta gastada tradición literaria con su recurrente tópico del amor correspondido. Muy apartada de todo eso, esta propuesta poética se acerca más bien al sistema de exclusiones, a la manera del circuito épico de un Ercilla que se anuncia en su reconocido «no las damas, amor, no gentilezas / de caballeros canto enamorados / ni las muestras, regalos y ternezas / de amorosos afectos y cuidados», y que también acoge los provocativos versos de Sor Juana en sus «hombres necios que acusáis a la mujer, sin razón». A varios siglos de todo aquello, con sus espacios intermedios, asoma la tragedia de siempre. No hay espacio para voces articuladas en romance, que se rechazan por ineficaces en la tonalidad que aquí se precisa. Este poema de Verónica Zondek es un soliloquio donde se opta por la oralidad diagramada bajo los patrones de la escritura contemporánea. La manufactura de un verso creado con el propósito de explorar posibilidades de expresión para una misma afrenta. El poema se expresa en la voz  de un sujeto femenino que reclama su protagonismo a la hora de tomar decisiones: su lugar, su razón, sus negadas posibilidades, más allá del castigo a que la condena el coro autoritario que aquí también se exhibe con su trasnochada sordina. La idea del amor recíproco, médula del melodrama, es enterrada en este poema como acompañando a los huesos de un hijo cuya espera no es compartida.

*Profesor Asociado. Director Escuela de Lenguaje y Comunicación, Universidad San Sebastian.

No hay tu tía

Y tú
Mentiroso
No decí na’
Na’
Excepto

abran camino
que aquí vengo yo.

Y también

tócame
venérame
chúpamelo to’o
aunque de dulce no tenga na’


 

Zondek_LJMVerónica Zondek nació en Santiago de Chile en 1953. En la actualidad reside en la ciudad de Valdivia. Poeta, traductora y gestora cultural, se licenció en Historia del Arte en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Forma parte del Comité Editorial de LOM Ediciones y de algunas revistas en Chile y el extranjero. Es Asesora Externa del Departamento de Coordinación de Extensión de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile de Valdivia. También dirige y coordina talleres de lectura en la Corporación Municipal de Valdivia.

Comenta desde Facebook

Comentarios