crítica gastronómica

Pilcomayo 581, deleite y sabrosura

Por Hilda Pabst “¡Sí!, un sour jengibre por favor”. Acepto con ganas el aperitivo que me ofrecen al llegar a reunirme con el team…