“Salomé”, lo nuevo de Teatro Virgen llega al V Festival Teatro Container

La Cía. Teatro Virgen se encuentra en los ensayos finales de “Salomé”, una versión contemporánea de la obra de Oscar Wilde que se estrena el sábado 19 de marzo en el marco del V Festival Teatro Container. Conversamos con su director, el actor y dramaturgo Fernando Mena.

 Por Lorena Saavedra*

Fotografía de Andrés Daly

Fotografía de Andrés Daly

La Cía. Teatro Virgen, fundada y dirigida por el actor y dramaturgo Fernando Mena Rojas, surge en la escena teatral porteña el año 2009. Su primer trabajo “Pato Yáñez o el gesto nacional” se estrenó en 2010 en el Teatro Mauri, iniciando así una carrera que se ha desarrollado de manera ininterrumpida por más de seis años con obras como “Malicia… no es otra obra burguesa”, “Prefiero morir aquí”, “21/12”, y “15 años después”. Ahora se preparan para estrenar “Salomé”, su primera adaptación al texto de otro autor: “Siempre en la compañía hemos trabajado textos de mi autoría, esta es la primera vez que me enfrento a un texto de otro autor y bueno, es un tremendo autor!”

¿Por qué elegiste una obra de Oscar Wilde la cual escribió en el siglo XIX?  ¿Cómo la contextualizas a nuestro presente?

-Wilde es uno de mis autores favoritos, poseía un carisma y una actitud que contrastaba con su época y eso es algo que se plasma en sus obras, ya sea en su poesía, narrativa y obras de teatro. Manejaba el drama y el humor de una manera magistral. Es un autor sumamente intenso y lleno de belleza, que me despierta y me inspira cada vez que lo leo. Y es, en este punto, que llego a su obra Salomé y a su particular visión del relato bíblico. La elegí porque plantea dentro de la gran cantidad de capas que posee, ya sea en el plano político, social, religioso y autobiográfico, una visión crítica sobre la pugna o adherencia entre el poder y la religiosidad. Entre el deseo y la fe. Entre el placer y el pecado. Elementos que actualmente y desde hace un tiempo, a mi modo de ver, están poniendo en crisis a las instituciones religiosas. Sumado a que es una obra que más de cien años después, aún violenta, establece temas que aún son tabú en nuestra sociedad.

¿Cómo fue el proceso de adaptación, y qué diferencia tiene con tus anteriores obras que nacen íntegramente de ideas personales?

-El proceso fue diametralmente distinto a lo que venía haciendo en mis obras anteriores. Mi forma de trabajo siempre ha sido escribir un texto desde una pulsión personal y a veces autobiográfica, para luego presentarle el proyecto a la compañía. Este proyecto nació por la necesidad de abrir nuestro trabajo a otros artistas, en el fondo trabajar con otra gente y personalmente plantear una obra que también me permitiera ampliar la creación a otros terrenos, unos no tan cercanos y conocidos, sino buscar algo que nos pusiera en vértigo también como grupo. Apareció la convocatoria regional de Teatro Container y se abría una posibilidad para lanzarnos al vacío. El primer paso fue estudiar mucho sobre Wilde y la obra en sí, eso fue trabajo de todos, para luego yo atreverme a hacer una adaptación de un texto maravilloso, respetándolo siempre. Partí por reducir la cantidad de personajes y básicamente empezar a pensarlo para un formato determinado que es el container.

¿Cómo fue la aproximación al trabajo escénico? ¿Los ensayos partieron con el texto definitivo o este fue modificado en el trascurso del proceso?

-Al partir, ya estaba la base de la adaptación donde se habían reducido ciertos personajes secundarios pero que cuyas voces no desaparecieron sino que un personaje las incorporó en una sola voz. Ese fue el gran cambio quizás. Pero no se mutilaron los textos, en escena hubo ciertos cambios en relación a la traducción nada más. Los actores en este momento del proceso aportaron mucho. Fueron sumamente minuciosos en que ciertos textos quedaran más cercanos y se comprendieran. Pero siempre respetando la belleza de lenguaje que plantea Wilde en sus textos. Una vez entrando en esa dinámica nos centramos en la actuación, que evidentemente se ve condicionada por la cercanía que genera el formato container.

 

Equipo Teatro Virgen

Equipo Teatro Virgen

En relación a la elección del elenco, ¿pensaste en los actores antes de escribir o fue visto después?

-Pensé con la gente con la que quería trabajar, sin tener muy claro que roles cumplirían. Así fue como nos acercamos junto a mi compañero Daniel Benítez, a Marco Zambrano con el cual venía de trabajar en la obra Alzheimer (Cía. Teatro Imaginario), a Cristina Tápies con la que trabajé en una obra en Santiago, y a Cristina Alcaide que me había dirigido en una obra suya sobre Violeta Parra años atrás. A este grupo se sumó el Seba Ayala al cual lo invité a trabajar me acuerdo en Valdivia, en marco del Festival de Cine en el cual nos encontramos. Toda es gente que admiro mucho. Pero bueno, fue la misma obra mientras la estudiaba la que me empezó a llevar a quien específicamente interpretaría cada personaje. Y funcionó. El último en sumarse fue el artista visual Miguel Alvayay encargado del diseño y construcción escenográfica.

Salome - TEatro Virgen - La Juguera Magazine¿Cómo es montar un trabajo como este, de bastante texto en un espacio como un container?

-Es complejo por el hermetismo que genera el formato. No sabemos como va a funcionar, pero estamos optimistas. La obra es en un acto donde ocurren muchas cosas. Plantea un viaje intenso y dramático, pero que es dinámico pues la pluma de Wilde posee una agilidad a la cual nosotros procuramos en todo momento responder.

¿Qué proyectos tienes luego de terminada las funciones de Salomé?

-Establecer el vínculo con Teatro Container para futuros desembarcos con esta obra. Con Teatro Virgen continuamos durante el año circulando por festivales con mi obra “15 Años después”, con la que pronto estaremos con nueva temporada en Valparaíso. Y bueno, en lo personal se vienen dos proyectos Fondart como dramaturgo junto a Teatro La Peste. El segundo semestre se publica mi primera novela que es algo que me tiene súper entusiasmado. Y en lo actoral durante el 2016 se estrenan dos películas que protagonizo, “Andrés Lee i Escribe” de Daniel Peralta, y “El Nido del Trauma” de Simón Poblete. Es un 2016 bien movido. 

Ficha Técnica Salomé

Compañía: Teatro Virgen / Obra: Salomé / Dramaturgia: Oscar Wilde / Dirección: Fernando Mena / Elenco: Cristina Tápies – Cristina Alcaide – Sebastián Ayala – Daniel Benítez – Marco Zambrano / Diseño Espacial: Miguel Alvayay.
Funciones, horarios y lugares en www.teatrocontainer.cl

 

* Actriz e Investigadora Teatral

 

Comenta desde Facebook

Comentarios