Palomita Blanca regresa a los cines de Valparaíso a 25 años de su estreno

La histórica cinta de Raúl Ruiz, grabada en 1973 y ocultada durante 19 años, celebrará este aniversario con una versión restaurada y digitalizada, que podrá verse en salas a partir del 19 de octubre.

Fueron diecinueve años lejos de la luz pública, almacenada en un anónimo y oscuro rincón. Ése fue el destino que la histórica cinta nacional Palomita Blanca, de Raúl Ruiz, debió enfrentar tras su filmación en 1973, hasta que recién en octubre de 1992, 19 años más tarde, pudo tener su esperado estreno en cines.

Veinticinco años han pasado desde entonces, un cuarto de siglo que será recordado con el regreso de la película a las salas nacionales, tras enfrentar un riguroso proceso de restauración y digitalización. El complejo Cinemark de Espacio Urbano, en Viña del Mar, será el epicentro de este hito para la región de Valparaíso, con un reestreno fijado para el próximo jueves 19 de octubre.

El retorno marca un hito incluso para sus protagonistas: “He visto muchos trozos, pero nunca la he visto en el cine”, confiesa Beatriz Lapido, quien encarnó a María, la protagonista de la historia escrita por Enrique Lafourcade.

Desde España, donde hoy reside, la actriz se muestra emocionada de poder embarcarse en “un viaje en el tiempo” a través de la cinta, “pero de forma real, no a través de una adaptación dramática”, recalca. Porque, para ella, Palomita Blanca permite apreciar desde el presente “a una generación entera que disfrutó la movida de los años 70, y que luego se apagó con el golpe”.

Lapido llegó al rol de María tras un extenso y masivo casting, que estuvo a cargo del destacado productor Sergio Trabucco, quien cree que el paso del tiempo ha entregado un nuevo valor a la cinta, ya no sólo en su calidad de largometraje, sino también como documento histórico.

Palomita Blanca se sumerge en el Chile real de los 70, en un país envuelto en profundas pugnas ideológicas por los deseos de cambios, contándonos una historia de amor que enfrenta a cuicos y pueblo, Capuletos y Montescos, anticipando el golpe de Estado que ya se incubaba en la realidad”, cuenta.

“La temática, la atmósfera, la pequeña y la gran historia, serán sin duda bien leídas y bien recibidas por las nuevas generaciones. Y, por supuesto, por la mía, que más allá de la nostalgia, podrá ver que, aunque han transcurrido 45 años, el país pareciera haber caminado en círculo, para llegar adonde mismo”.

Estreno 1992

Una historia única

Palomita Blanca fue rodada en 1973, con la idea de ver la luz en los meses siguientes. Sin embargo, el golpe militar obligó a ocultar el material en un rincón de Chilefilms, donde se mantuvo durante toda la dictadura.

Su arribo a las salas se produjo recién en octubre de 1992, y fue todo un hito en la escena cultural chilena: Por su carácter de documento revelado, y también por haber ofrecido una ventana hacia un Chile previo al dramático cambio que supuso el 11 de septiembre de 1973.

Pero, además, por instalarse como una de las cintas de mayor vocación popular en la compleja cinematografía de Raúl Ruiz; por haberse basado en uno de los libros más vendidos en la historia de la literatura chilena; y por su inconfundible banda sonora, a cargo de Los Jaivas.

Ese documento es el que ahora regresa en Cinemark Espacio Urbano y otros seis complejos de la cadena en el país, luego de que en 2016 fuera restaurado y digitalizado a partir de los negativos originales en 35 mm, proceso que estuvo a cargo de la Cineteca Nacional de Chile.

El procedimiento además contó con la supervisión directa del destacado cineasta nacional Silvio Caiozzi, quien fue director de fotografía y camarógrafo en el rodaje de 1973.

Palomita Blanca cuenta la historia de amor entre María (Beatriz Lapido) y Juan Carlos (Rodrigo Ureta), dos jóvenes pertenecientes a clases sociales opuestas, que se conocen en el mítico Festival Piedra Roja realizado en Los Dominicos.

Ella, estudiante de un liceo de Recoleta, vive en un humilde cité de la capitalina calle Chiloé junto a su madrina; él, un joven de clase alta, se mueve en escenarios urbanos de Providencia, el Parque Forestal y el sector oriente de Santiago.

Clase dominante y clase dominada se enfrentan así en esta historia, que logra fotografiar el país, su sistema educativo, su idiosincrasia, y su escenario político y social, justo antes del quiebre democrático. De este modo, puede verse a una nación dividida a nivel socieconómico, pero profundamente unida por intereses universales como la música, la cultura y los afectos. Como era el Chile de los 70, a fin de cuentas… Y también el de nuestros días.

Las entradas para Palomita Blanca ya están a la venta, y se pueden adquirir en las boleterías de Cinemark y a través del sitio web www.cinemark.cl.

PALOMITA BLANCA
FICHA TÉCNICA

Dirección: Raúl Ruiz.

Producción: Sergio Trabucco.

Director de Fotografía: Silvio Caiozzi.  

Música Original: Los Jaivas.

Duración: 125 minutos.

 

Comenta desde Facebook

Comentarios