Nicanora: zapatos de autor desde Valparaíso

Buscar zapatos sin tacos ni extrañas plataformas es tarea difícil. La oferta del retail va en esa línea: la moda -para algunxs- del feísmo. La marca porteña Nicanora es una opción a esta tendencia. Zapatos “unisex” de líneas simples, materiales de calidad y confeccionados a escala humana. Conversamos con una de sus creadoras, la arquitecta Paula Becerra.

En el verano de 2011 a Paula Becerra sus zapatos regalones se le rompieron y solo se encontró en las vitrinas ejemplares con estas extravagancias. Buscó y buscó pero no encontró, entonces, con la idea fija de mandar a hacer unos iguales a los que tenía, de tela y cuero verde oscuro, se los encargó a un zapatero de calle Victoria en Santiago.

–Me fui encontrando con los talleres, las máquinas, los viejos zapateros. Y yo que soy adicta al amor por los oficios, rayé. Conocí a un montón de viejos que me trataban como niñita tonta, pero persistí. Llegaba y decía: “Hola, quiero hacer un zapato”. Y me preguntaban: “¿Y sabes cómo hacer un zapato?” Yo respondía que no y ahí partían a explicarme. Así comenzó todo, pasando mucho tiempo en los talleres. De a poco fui comprando y se fue armando una pequeña idea de un hobby que podría ser sostenible.

Nunca pensó en Nicanora Zapata -como se llamó en un inicio- como una marca. Lo suyo fue intuición, ensayo y error. Al comienzo diseñaba zapatos a pedido que mandaban a hacer a distintos talleres. “No era sostenible, la mano de obra variaba mucho. En ese tiempo, lo que empiezas a entender es cómo funciona el negocio de la fabricación de zapatos. Aprendí a hacer un zapato y, por mi formación de arquitectura, a diseñar una colección. Pero luego quedó abandonado el proyecto”, explica Paula.

Carola Oberreuter y Paula Becerra, dueñas de la marca de zapatos NICANORA.

En 2016 se asoció con su amiga y colega Carola Oberreuter a quien le propuso hacer una colección de calidad y con un sello artesanal, desde Valparaíso. “Nos juntamos y la Carola dijo ¡vamos! Yo le planteé cosas que creía que tenía claras para que esto funcionara tras un gran periodo de observación. Partimos posicionando la marca primero. Podemos no tener una gran fábrica, pero sí estamos bien instaladas como marca lo cual es mucho más potente que tener grandes máquinas”, cuenta.

Así nació la colección “Básicos”, cuatro modelos clásicos que responden a necesidades de uso práctico. “Esto hace que sigan vigentes hasta el día de hoy, volviéndose atemporales”, explica. Los primeros en salir fueron los Oxford y los Derby, y este verano ya lanzaron los Chelsea y los Monk. Discretos, elegantes y funcionales.

“Estos cuatros modelos se condicionan de la misma manera; tienen que ver con el quehacer del 1800. Todos ellos, salvo el Chelsea, tienen un origen masculino, entendiendo que en aquellos años los mundos laboral y universitario estaban asociados –casi- exclusivamente a lo masculino. Desde hace un tiempo, se ha construido y establecido la inquietud de un nuevo mundo: la mujer también es parte del quehacer. Es por esto que se nos hacía necesario presentar la colección Básicos, desde una mirada igualitaria, para hombres y mujeres que puedan realizar la actividad que les parezca, pero con un calce Nicanora”, se lee en su sitio web www.nicanora.cl

Ni Paula ni Carola usan taco, por eso optaron por diseño más tradicionales. “Jugamos con líneas, con colores, materiales y combinaciones. Nos gusta el resultado. Y nos pasa que hay mujeres que preguntan ¿Tienen zapatos de mujer?. y hombres que dicen, ¿Tienen de hombres? Eso queríamos, que fuera transversal, no sexista. Y nos ha ido bien. La historia del calzado de mujer se relaciona con el taco, y el taco fue diseñado para la mujer por zapateros hombres. Es parte de la cultura de la mujer “objeto”. Bacán que la gente ocupe taco, pero nos parece importante darle importancia a la historia del objeto y el diseño del zapato, saber con lo que una anda, no estar ajena a esa historia”.

Otra idea que han querido imprimir al proyecto es la de ser sostenibles. “Queremos educar en cuidar los zapatos. Que se pueda aprender a cuidar el cuero de tu zapato, aprender el ciclo de los materiales naturales y que por un bajo costo los puedes mandar a arreglar sin necesidad de desecharlos. Enseñar a que se vuelva al zapatero, que se tenga esa cultura de que no todo es desechable y que si llegamos a tener una suela gastada, la podemos cambiar antes de que se rompa el cuero”.

Conoce sus diseños ingresando a www.nicanora.cl.

O visitando su showroom ubicado en Avenida Alemania 4949 E, Valparaíso, previa cita al mail hola@nicanora.cl o a los fonos +56 9 8923 0958 / +56 9 8259 8119.

 

Comenta desde Facebook

Comentarios