Myriam Parra, de Casa Verde: “En Recreo no necesitamos una farmacia”

casaverdeINTROMyriam Parra es la directora de Galería Casa Verde, un lugar en Viña del Mar, específicamente en Recreo, donde es posible ver cuadros de connotados artistas visuales como Gonzalo Cienfuegos, Sammy Benmayor, Guillermo Nuñez o Bororo, entre muchos otros.

Pero también es una de las ideólogas del proyecto Muros que Miran al Mar, que reproduce en las calles de este emblemático barrio, hace ya casi dos años, algunas de las obras expuestas en la galería. En otras palabras, llevaron el arte a las calles.

Sin embargo, en las últimas semanas esta acción cultural se ha visto amenazada por la construcción de… una farmacia.

En esta entrevista express, conversamos con Myriam para que nos contara qué sucedió en Recreo.

¿Cómo fue que estas obras de arte fueron instaladas en estas paredes de Recreo?

La idea surge del poeta Gonzalo Villar, quien tuvo la visión poética de ver obras de la galería que yo dirijo, Casa Verde, en estas paredes. Conversamos y armamos la idea para plasmarla. Las obras se quedan un poco estacionadas en la galería de arte y sin mucho acceso, entonces hicimos el proyecto Muros que Miran al Mar, que consiste en reproducir obras de los artistas de Casa Verde en los muros de Recreo para que queden a la vista de todos. Ahí yo inicié el trabajo de pedirles a los artistas sus derechos de reproducción, artistas como Gonzalo Cienfuegos, Pancha Nuñez, Benjamín Lira, Claudio Vidal y muchos más. En total son 22 obras que están desde el cementerio en calle Diego Portales hasta la calle 9. Vimos las posibilidades de obtener financiamiento para este proyecto y acudimos a las juntas de vecinos de Recreo para pedir fondos de cultura al Gobierno Regional para que actuaran como intermediarias y administraran los recursos. Nos ganamos el proyecto y yo me dediqué a la parte artística, Claudio Francia fue el artista reproductor de las obras más dos propias.

¿Cómo es la relación del barrio y los vecinos con estas obras artísticas?

Al principio costó mucho que entendieran que estos no eran grafitis y que nos tuvieran confianza. Fue una tarea de salir a tocar puertas, muchos nos cerraron sus puertas en las narices porque pensaban que éramos vendedores o parte de un puerta a puerta de una campaña política, pero finalmente bajamos esas barreras a través de conversar y dar a conocer el proyecto. Íbamos a sus casa con un computador, con las obras, e hicimos un libro que era una simulación con los muros y las pinturas, acción que fue determinante para que se dieran cuenta que el proyecto valía la pena. Son todos muros particulares, no públicos, y los vecinos han demostrado una civilidad y un aprecio por los murales porque no han sido rayados, se mantienen impolutos.

¿Cómo se dieron cuenta que se quería destruir parte de estos muros para construir una farmacia?

Cuando era inminente y vimos una publicidad de la empresa de demoliciones. Ahí nos pusimos alertas, fui a la casona y logré conversar con el representante de la empresa constructora para que repusieran las placas (con los nombres de los artistas) que habían sacado y me hicieron firmar un papel donde decía que ellos habían sacado las placas para que no se las robaran.

¿En qué se encuentra este proceso ahora?

Luego de una entrevista a La Estrella recibimos un llamado del gerente general de inmobiliaria Salcobrand, por lo que tuvimos certeza de que ellos eran ahora los dueños del terreno de la casona. Vinieron a una reunión a Casa Verde y nos hicieron una propuesta, donde le verdad es que yo tengo que ver el proyecto completo para ver si vale la pena aceptar eso o la propuesta que nosotros hacemos que es desplazar los mismos murales a lugares diferentes. Lo que ellos quieren es adicionar a la construcción que van hacer, una farmacia, un OK Market y otro comercio más, en el concepto que ellos tiene de strip center. Pero la verdad es que los vecinos de Recreo no necesitamos nada de eso, no necesitamos una farmacia, ya tenemos una, no necesitamos otro OK Market, hay dos ya, y claramente no resuelve ningún problema práctico de los vecinos, son un tipo de comercio que está destinado a gente que no cocina en su casa, lo casi único que hay son snacks y trago.

¿Cuál es tu opinión respecto a la conservación del arte en las ciudades, tanto de parte de las autoridades como de los ciudadanos? Se me vienen a la cabeza situaciones como las esculturas en las plazas o el Museo a Cielo Abierto en Valparaíso…

Desde mi experiencia, lo que ocurre en Valparaíso es lamentable. El Museo a Cielo Abierto es terrible, hay empresas constructoras que ahí han puesto sus andamios y han tapado obras de arte. No imagino que las empresas puedan tener respeto, yo eso lo puedo entender porque son ámbitos distintos. No logran darse cuenta de que el arte en la cotidianeidad le hace bien las personas. Pero donde yo ya no entiendo nada es cuando las autoridades no velan por el cuidado de las obras en lugares públicos. Cuando no hacen nada por eso, cuando propician, cuando no apoyan, eso no lo puedo entender, y en ese sentido, Valparaíso está sufriendo de un abandono lamentable.

Comenta desde Facebook

Comentarios