Muralismo porteño en resistencia

Las paredes hablan, especialmente en época de crisis. Aquí un recorrido por algunos de los murales más provocadores y llamativos que han surgido en Valparaíso luego del estallido social del 18 de octubre.

Por Sandra Rojas Barrera


“Tu brocha es el canto / que pinta el azul del cielo / que llena la patria / de luz, amor y fraternidad / Joven camarada / que construyes tu esperanza/ alumbras los muros / con rojo grito de libertad” BRP,  Víctor Jara.

En 1946, Ramona Parra -activista del Partido Comunista- fue asesinada en la denominada masacre de la Plaza Bulnes, cuando otras seis personas también perdieron su vida. A modo de homenaje, en 1968, nació la Brigada Ramona Parra, grupo muralista encargado de colorear los espacios públicos con mensajes políticos de izquierda. Desde ese momento, ya era patente la importancia del arte urbano a la hora de transmitir ideales de lucha y resistencia. Hoy, más de cincuenta años después, en plena “primavera de Chile”, este propósito toma más relevancia que nunca. En especial, en una ciudad como Valparaíso, en donde la pintura callejera habita cada recoveco.

Si bien hay murales de resistencia en diversos rincones, escaleras y fachadas de la ciudad puerto, el denominado sector la Tornamesa del Muelle Barón se ha transformado en una zona clave. Incluso, el grupo de turismo sustentable y patrimonial Lado B Tours, preparó un trayecto especial para recorrer el lugar y conocer estas pinturas callejeras. “Ya no basta con pintar”, es el nombre del nuevo itinerario que fusiona arte, revolución y paseos.

A continuación, descubre algunos murales que se encuentren en este y otros lugares de Valparaíso:

Un salto del octubre chileno

 

Las fotos de jóvenes saltando los torniquetes del Metro se han transformado en unas de las imágenes más representativas de esta revolución. Así lo hizo notar el muralista Giova, quien utilizó su talento para plasmar -en el sector la Tornamesa- a dos estudiantes dando el gran salto que comenzó la lucha. “Es el símbolo del despertar de una generación ante el abuso”, asegura este artista que planea pintar más murales como estos en la misma zona.

 

Las brochas de Mon

Sorprendidos estaban Cyntia y Samy, miembros de Un Kolor Distinto, cuando recibieron un mensaje de la cantante chilena Mon Laferte para colaborar en un proyecto de arte callejero. “Ella tiene una vinculación con la pintura, y su estilo posee una similitud con nuestro trabajo en los colores y las formas”, relata Samy. Si bien el objetivo era concretar la idea más adelante, las circunstancias del país adelantaron los planes. “Canceló su gira por Europa, llegó a Chile y nos envió una propuesta de mural”, agrega.  Así nació esta expresión de arte callejero en Avenida Elías en el sector de subida Cumming: “Resalta una mujer torturada, un carabinero como un monstruo y un presidente de caca”, finaliza Samy, adelantando que se vienen más colaboraciones con la cantante.

 

Una noche de octubre de 2019

Inspirado en una fotografía real, Maxi Zamora quiso plasmar la ilusión de un pueblo en resistencia a través de este mural que se levanta en el espacio Tornamesa. “Quise reflejar símbolos y escenarios que marcan el desarrollo de las manifestaciones. El hombre levantando la bandera como acto de lucha y esperanza ante la injusticia que se refleja a su alrededor. Un acierto fotográfico que a mi parecer merece ser homenajeado”, afirma Maxi.

Del mismo modo, el artista también le dedicó un espacio a los orígenes indígenas a través de una pintura en Avenida Washington del Barrio O’Higgins. “Representa la cultura que hemos perdido al ser sometidos como chilenos”, dice.

 

Cuando se lee mucho

Los libros se tomaron la Avenida Diego Portales con Tocornal en el cerro Barón, gracias a este mural pintado por Shantal Andrada del colectivo Mural Parlante. La imagen incluye, además, una biblioteca llena de libros con títulos y autores subversivos, innovadores, contestatarios o cuestionadores de status quo. “La idea es conciliar la temática infantil con la contingencia actual. Creo que las obras literarias tienen el poder de remover las emociones y la consciencia, y logran generar un nuevo sentido de cuestionamiento y empatía en quienes las leen. Considero que la educación es fundamental para que el cambio social sea posible”, asegura la artista. Y agrega: “Cuando digo que al leer mucho se dispara poco, aludo a la brutalidad policial y militar”.

 

Encapuchados

Fiel a su estilo y colores, la muralista Anis quiso reivindicar la imagen que rodea la figura de los encapuchados. “Intenté plasmar a la gente unida que es el blanco de las agresiones, de las policías y el Gobierno. Me inspiré en las personas que que están luchando, en las protestas, los encapuchados y encapuchadas que tienen que estar allí con los rostros cubiertos para resistir”, explica sobre esta pintura en Tornamesa.  “El muralismo puede mostrarle a la gente lo que está pasando, además es una herramienta para poder desahogarse en época de resistencia”, concluye.

 

Transversalidad generacional

 

Recordar las malas condiciones de vida de la tercera edad en nuestro país, ese fue el principal objetivo de Magdalena Cañas -Magda- al pintar este mural que también se ubica en el sector de Tornamesa. “El objetivo de representar a una anciana en actitud de lucha, es dar cuenta sobre la transversalidad generacional de esta revolución. Ya no es solo el estudiante quien sale a la calle a protestar, ya que hoy podemos ver a personas de todas las edades sacando la voz por su descontento. La fuerza con la que lucha la tercera edad es un ejemplo y, a la vez, produce recogimiento”, explica.

Violencia Policial

 

En ese mismo sitio, una calavera uniformada es atravesada por flechas en sus ojos. La obra, creada por el grafitero y tatuador Frank  Verdugo y denominada “A.C.A.B”, busca denunciar las sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos perpetradas por Carabineros. “Matan, violan, torturan y  destrozan los ojos sin asco. Es algo inhumano. Por ello, sentí la necesidad de retratarlos como una cabeza de vaca, como parte del ganado de este sistema, con flechas blancas que simbolizan cualquier tipo de arma que tengamos en nuestros poder para derribar al sistema neoliberal”, profundiza el artista.

****

Aquí más murales porteños:

 

Comenta desde Facebook

Comentarios