“La Vida Porteña”, un homenaje estético a Valparaíso

A Valparaíso, junto con turistas y nuevos residentes, llegan también nuevas ideas y nuevos negocios. Como “La Vida Porteña”, souvenirs con identidad creados por Agustina Phillips. Un homenaje a Valparaíso a través de objetos como postales, libretas, timbres y dulces típicos clásicos de este puerto. 

Por Alejandra Delgado

Agustina Phillips, creadora de "La Vida Porteña"

Agustina Phillips, creadora de “La Vida Porteña”

Dos años tiene ya esta marca que se pudo desarrollar gracias a un Capital Semilla de Sercotec. Al poco tiempo de estar viviendo en Valparaíso, Agustina Phillips y su socio José Domingo Rivera se percataron de la inexistencia de souvenirs que tuviesen relación con la ciudad. “Mas allá de una polera estampada  o la replica del ascensor en miniatura, consideramos que era posible desarrollar una línea de productos  que; siendo de excelente calidad como primera  condición, rescataran las gráficas  que existían a principios del siglo XX, y que además, incluyeran el relato de pequeñas historias porteñas”, dice.

¿Cómo describirías la impronta estética de este puerto que los lleva a rescatar gráficas, historias y personajes típicos en sus productos?
-Valparaíso es una ciudad original, que da cuenta de un periodo de esplendor y de una profunda decadencia. La influencia de los inmigrantes europeos y la chilenidad se mezclaron en este puerto, dando origen a una sociedad cosmopolita. La fiebre del oro y el auge del salitre hicieron del puerto un lugar próspero, sin embargo, como es sabido esta prosperidad  no duró para siempre. A nuestra llegada, tal vez fue esa curiosa mezcla, entre prosperidad ya arruinada y la gran vitalidad que pudimos ver en sus calles, en sus plaza o  en sus ferias libres, lo que nos encantó y motivó para hacer algo  con todo lo que estábamos descubriendo, de ahí en adelante el trabajo ha sido a favor de la corriente, porque sencillamente empezamos a ver y a valorar distinto. En sus calles de adoquines, en sus latas viejas y golpeadas, en sus edificios abandonados, en las historias de sus barrios, en los cerros y sus quebradas, todo parece cobrar un valor distinto, seguramente tiene que ver con una cierta mirada nostálgica, de la vida y de las cosas. “La Vida Porteña” gráficamente se inspira en el Valparaíso de la primera mitad del siglo XX, esos son los parámetros estéticos y el período en donde se centran las historias, sin embargo, emocionalmente la inspiración es más compleja  y tiene que  ver con todo lo anterior, la mezcla salvaje de una ciudad sin limites, que se reinventa constantemente con el único objetivo de seguir viviendo, uno puede ver cómo en Valparaíso la vida le va ganando a la adversidad, hemos sido testigos de eso, y nos sentimos orgullosos de vivir  y de tener un proyecto en este maravilloso lugar.

***

Productos de tocador

Productos de tocador

Detrás de los productos que se venden bajo la marca “La Vida Porteña” hay una cuidada estética que tiene aparejado un proceso de investigación riguroso. Agustina es historiadora del arte y restauradora de profesión, pero sobre todo patiperra. “Me encanta la calle y la feria,  y creo que soy buena observando”.  Para la realización de este proyecto realizaron un registro de gráficas antiguas para tener las  referencias originales. A partir de varios elementos desarrollan el concepto y una gráfica original para cada producto. “Aunque  hemos hecho algunas reediciones como el Té de la Reina”, cuenta.

Su principal punto de venta es un carrito ubicado en el ascensor El Peral, en plena zona patrimonial de Valparaíso, pero también están disponibles en tres hoteles boutique de la ciudad: Hotel Palacio Astoreca, Hotel Casa Higueras y Hotel Cirilo Armstrong.

En Santiago estos souvenirs se encuentran en la tienda del Centro Cultural Palacio La Moneda y en las tiendas Kai Kai y Ajuar Marca Propia. “También estamos en algunas tiendas de la ruta del vino del valle de Colchagua,  viña Viu Manet y  viña Laura Hartwig,  además en la tienda del Museo Andino de la viña Santa Rita en Buin”, aclara especificando su notable expansión geográfica.

¿Cómo ha sido la respuesta del público/cliente?

Muy buena por suerte y estamos felices porque esto nos permite seguir trabajando y generando nuevos productos.  Valparaíso es  un referente del más amplio espectro de nuestra cultura chilena, desde el mundo popular a las familias acomodadas  y es sorprendente ver cómo mucha gente tiene alguna relación familiar con el Puerto. Hemos conocido a hijos y nietos de inmigrantes que llegaron a Valparaíso,  y todos de alguna manera  terminan contándonos de  su propia historia familiar en relación a la ciudad, lo cual ha sido muy enriquecedor para nosotros y el proyecto.

***

IMG_9179Los productos que tienen más éxito y emocionan a los clientes son las clásicas pastillas Pololeo, que llegaron en 1930 al puerto y que contenían cada una, un mensaje de amor: “Te quiero”, o “Bésame”. “Los jóvenes las usaban para pololear”, dice Agustina. También buena salida tiene la crema de manos de almendras  inspirada en Mary Graham, viajera y escritora nacida en 1785 en el noreste de Inglaterra que decidió quedarse en el puerto tras la muerte de su padre dedicando su tiempo a observar a la gente, las casas, paisajes, vestimentas y costumbres.

libretaOtros notables

  • Libreta con una fotografía del libro “El cocinero práctico porteño” editado en la imprenta Gutemberg a comienzos de 1900 ubicada en calle Serrano 699. En la contratapa hay una breve reseña de un banquete porteño descrito por la inglesa Mary Graham.
  • Té Negro & NaranjaLa hora del té en Valparaíso fue una tradición heredada de los ingleses con la cual se logró reemplazar el mate criollo por el té británico. A las 5 de la tarde, con puntualidad anglosajona, la sociedad porteña adoptó el ritual de reunirse en cafés y salones de té emblemáticos como el Café Vienés, el Riquet, el Múnich, el Bavestrello, el HesperiaLa Condesa y el Ideal Room de plaza Victoria.
  • Postal con fotografía coloreada por Harry Grant Olds del viejo malecón en Valparaíso hacia 1900. Tamaño: 16 x 11 cm.

Para hacer pedidos ingresa a www.lavidaporteña.cl

 

Comenta desde Facebook

Comentarios