“Humanae”, la metáfora fotográfica de la igualdad

La obra de la artista brasilera Angélica Dass, propone una reflexión sobre semejanza y pluralidad en cuanto al color de piel. A través de la realización de 2.500 retratos a lo largo de once ciudades del mundo, este trabajo -aún en desarrollo- inauguró el ciclo expositivo del Centex enfocado en “igualdad y diversidad”.

angelica dass_

Por Sergio Muñoz

Todo comenzó el 2012, cuando estaba de visita en su natal Brasil. Angélica Dass tuvo la idea de crear un árbol genealógico de su hogar que diera cuenta de la diversidad de colores de los integrantes de su familia. Después se unieron sus amigos. Luego terminó realizando convocatorias públicas en diversas ciudades del mundo que  la fotógrafa visitaba.

En 2013, el proyecto fotográfico “Humanae” recibió el “Premio Festival de OFF de PHotoEspaña” y este año llega Valparaíso, dentro del ciclo expositivo “%Otros el valor de la diferencia”, organizado por el Centro de Extensión del Consejo de la Cultura, que comenzó con la obra de Dass, el viernes 27 de marzo y que culmina el 10 de junio con diversos panoramas.

Dass es la primera artista internacional que visita de manera física el Centex. La brasilera, que hoy se encuentra radicada en España, ha dicho que espera que su trabajo “no sea sólo para la gente del mundo del arte, sino para cualquiera”.

La muestra que se puede ver en el Centex, presenta una selección de más de 200 imágenes que se realizaron en Madrid, Barcelona, Valencia, Río de Janeiro, Paris, Chicago, Adís Abeba (Etiopía), Daegu (Corea del Sur), Bergen (Noruega), Winterthur (Suiza). El catálogo se ampliará ahora que Dass fotografió el pasado sábado 28 de marzo, a más de 70 participantes de esta obra cromática de la humanidad.

LJM conversó con la fotógrafa sobre su obra y su idea de igualdad, eje central de esta metáfora fotográfica.

-¿Cuánto tiempo te demanda la construcción del retrato final?

-Comienzo por la fotografía que se demora diez minutos, después el tiempo largo de postproducción se convierten en muchas horas en el ordenador para que se consiga que el fondo blanco utilizado para la fotografía se convierta en el del color de piel del fotografiado. En general, exhibo el producto final un mes después en el sitio web del proyecto.

-¿Cómo puedes explicar al público de la manera más sencilla el concepto de “Pantone” para la creación de este inventario cromático de la humanidad?

-Es una escala de colores industrial que sirve para identificar un color de otro y me sirve para hacer una coleccionar los colores. Lo que estoy intentando probar cuando se nos enseña desde pequeños que uno es negro, es blanco o es amarillo, que sus colores asociados a la raza no son reales, no encuentras a nadie así en la calle.

-¿Humanae pretende dar cuenta que no debiera existir aquel conflicto entre razas a raíz de su color de piel?

-Quiero generar una reflexión sobre igualdad. He tenido gente que ha sido nombrada desde lista Forbes hasta personas que habitan en las favelas de Río de Janeiro. Puedes intentar o jugar a encajar a las personas según sus estereotipos, pero la idea es que nos veamos iguales.

-¿En qué medida tu obra aporta a la diversidad o tolerancia cultural o racial?

-Hay un montón de escuelas de primaria que hablan de igualdad, hay ONGs que hacen los mismo y yo realizo un taller que se llama “Color Carne”, porque en Brasil y España hay un color de lápiz rosita que se llama “carne”, en Chile se llama color piel y les hago ver a los niños que pese a la diferenciación de nombres que posee, al final el lápiz es igual. Este proyecto sirve como herramienta de educación y para mí, es la mejor recompensa que puedo poseer.

-En tus palabras ¿Cuál es la metáfora de esta obra? 

-Somos diferentes, pero iguales a la vez, sin importar las diferencias que poseamos.

-Posaron para tu proyecto fotográfico más de dos mil personas y sólo sonreía Nelson Mandela, quien no fue fotografiado. ¿Fue algo apropósito o las personas temían sonreír?

-Eso pasó porque estamos hablando de un tema serio y fue una decisión mía que no sonrieran. Buscaba tranquilidad entre los fotografiados, que intenten entender la historia que trato de contar, a través de este proyecto. Que su mirada sea la que conecte contigo, aquella historia que partió como familiar y que se convirtió en algo colectivo.

-¿Por qué escogiste a Nelson Mandela?

-Escogí esa ilustración porque es una persona que me hubiera gustado conocer y fotografiar. Él es una gran fuente de inspiración, ya que lo que él quería es algo de lo que yo quiero en estos momentos. También hubiera deseado fotografiar a Martín Luter King, creo que ellos intentaron hacer la diferencia para que todos seamos tratados de una manera igual, independiente del color de piel con que hemos nacido.

 Angélica Dass

Nace en Río de Janeiro en 1979. Estudio en su país Diseño de Moda, tras terminar los estudios emprendió nuevos desafíos en España, especializándose en moda y fotografía, formando parte de la prestigiosa escuela EFTI (Madrid, España). Gracias a su proyecto “Humanae” logró combinar creatividad, arte, investigación y reflexiones sociales, que le ha valido premios y prestigio a la fotógrafa.

Humanae en Tumbrl: http://humanae.tumblr.com/

Si te gusta seguir blogs, te dejamos el de la artista brasileña: http://www.angelicadass.com/blog/

 

 

Comenta desde Facebook

Comentarios