José Luis Sepúlveda, codirector de Crónica de un Comité: “No queríamos hacer un panfleto”

Crónica de un Comité vivió un exitoso 2014 tras adjudicarse los premios en el Festival de Documentales de Santiago, FIDOCS (Mejor Largometraje Nacional), Festival de Documentales de Antofagasta, ANTOFADOCS (Mejor Largometraje Internacional), Festival de Documentales de Chiloé, FEDOCHI (Mención Honrosa del Jurado) y Festival Márgenes (Premio Jurado CAMIRA, The Cinema and Moving Image Research Assembly). LJM conversó con José Luis Sepúlveda, codirector de la película, horas previas a su estreno en Valparaíso.

jluis_cronica

José Luis Sepúlveda y Carolina Adriazola en el sexto Festival de Cine Social (Feciso), 2006, Santiago, Chile (vía El Mostrador)

Por Valeria Viancos González

La Central Unitaria de Trabajadores de Chile, junto a diversas organizaciones sociales, convocaba el jueves 25 de agosto de 2011 su segunda jornada de protestas en el marco de las movilizaciones estudiantiles. Un joven de 16 años, Manuel Gutiérrez, observaba en compañía de su hermano Gerson el transcurso de la marcha en Macul. Tan pronto escucharon disparos, una bala maldita atravesó el pecho de Manuel, causando su muerte. El autor fue identificado como el sargento Miguel Millacura.

A meses de su partida, y con el objetivo de mantener viva la imagen de Manuel, la familia creó el Comité por la Justicia para Manuel Gutiérrez, organización que por medio de actos públicos, entrevistas en televisión, ceremonias y reuniones en el Congreso Nacional de Chile, clamaban por la justicia que aún no llega.

En ese contexto nació Crónica de un Comité (2014), una película de José Luis Sepúlveda y Carolina Adriazola que registra la lucha de la organización, sus obstáculos y actividades. El documental se estrena el 9 de julio en las salas de cine nacionales gracias al programa MiraDoc.

-¿Cómo fue este acercamiento con la familia, sobre todo con Gerson?
-Cuando ocurrió el asesinato se implica a uno de los carabineros que disparó, Millacura, pero habían otros uniformados más y otras balas más, incluso una le cayó a otra persona en el brazo. Después de un proceso, los carabineros que estaban involucrados salieron libres y ahí se generó el Comité por la Justicia para Manuel Gutiérrez que nos invita a participar en el registro de las actividades, desde su inicio en diciembre de 2011.

-Una invitación que no duraron en aceptar con Carolina Adriazola
-Para nosotros fue un desafío, porque es súper complejo y difícil abordar un tema así, en términos de cine y documental. En cuanto a lo social y lo político, también es súper importante, entonces hay varias aristas en juego. Lo que sí teníamos claro era que no queríamos hacer un panfleto. Queríamos hacer una película o un documental que tuviera la esencia de lo que iba aconteciendo, pero que también fuera político. No con una perspectiva propagandística, sino que mucho más cotidiano y desde adentro.

-Sobre eso, en el documental podemos ver un conflicto al interior de la misma familia sobre la imagen de Manuel como bandera de lucha, ¿cómo se generó este desacuerdo?
-Este conflicto venía desde antes. Cuando el asesinato sucedió ya tenían una noción de que uno de los movimientos sociales lo iba a tomar como un mártir, porque era un estudiante más. Justo estaba fuertemente el movimiento estudiantil y si bien existía cierta relación, él era también un vecino y un poblador, entonces le pudo pasar a cualquiera, lo que provocó que mucha gente quiso adherirse a la búsqueda de justicia. Por otro lado, la familia no quería constituirlo como algo tan político y eso es justamente uno de los temas del documental.

comite_ljm

-En algunas escenas se muestra la vida familiar de los Gutiérrez, ¿ustedes entraron en esta intimidad o era Gerson quien tomaba la cámara?
-Como te decía antes, nosotros partimos de la base de lo cotidiano y de la horizontalidad de los puntos de vista. Obviamente, nosotros teníamos una idea sobre la edición, por ejemplo, pero era bastante importante que existiera esa horizontalidad y que los mismos protagonistas pudieran tomar la iniciativa con una actitud mucho más activa.

-También se exhibe la dicotomía de la justicia divina versus la terrenal, ¿es un conformismo que responde a la desconfianza del chileno con la búsqueda de justicia?
-Si tú te fijas hay un sector de la sociedad que avala este tipo de represión y que se refleja también en los gobiernos de turno al buscar la confusión en la ciudadanía en lo que significa la idea de justicia, por lo que todo se vuelve muy complejo al no existir un debate abierto con respecto a eso. Y en este caso, lo que pasa en el comité no escapa tampoco de esta realidad. La gente puede ser creyente o no, pero si la justicia está manejada por una elite o grupo dominante y no tienes las monedas para que alguien te defienda, entonces ¿qué otra cosa pueden esperar?

-¿Cómo ha sido la respuesta al documental por parte de la autoridad?
-El documental se ha mostrado en varias organizaciones, universidades y poblaciones, pero aún no ha tenido esos ribetes para que la autoridad se manifieste. Sin embargo, consideramos que es muy importante que la gente lo vea para que exista una manifestación por parte del espectador y que se active un poco en esa reflexión.

-Te preguntaba porque en el documental se acusa al ex Ministro del Interior y Defensa, Rodrigo Hinzpeter, como uno de los responsables de la muerte de Manuel
-Los poderosos tratan de meter bajo la alfombra este tipo de cosas, que pase piola, desapercibido. Con el otro gobierno hubo mucha represión, habían matado a Matías Catrileo y un montón de otras personas más y es una cosa que todavía sigue. Se siente como si fuera cotidiano y hay que vivir con esto, ¿y por qué? ¿Por qué hay que vivir con este tipo de represión? y más encima avalado por un sector de la sociedad que encuentra bacán que la gente se muera de esa forma. Ese es un tema que no se habla y se mete debajo, como todas las cosas.

-Sobre el mismo tema, la fuerte represión policial continúa ocurriendo (caso de Rodrigo Avilés). ¿Crees que el documental permita cambiar la visión de ese sector de la sociedad que avala este tipo de acciones?
-Yo creo que un documental o una película no puede cambiar un movimiento, pero sí puede cambiar a una persona independiente del itinerario de su rutina y permitir que tenga algún tipo de cuestionamiento sobre ciertas acciones.

Estreno en Valparaíso

Teatro Condell a través de Insomnia  Alternativa de Cine (Condell 1585)
Jueves 9  y sábado 11* de julio: 19 horas
Miércoles 15 y miércoles 22 de julio: 17 horas
Valor: $ 1.000
*11 de julio conversatorio con José Luis Sepúlveda, director.
Más funciones por ciudad en: http://www.chiledoc.cl/?p=17128

Comenta desde Facebook

Comentarios