El rock consciente de Tephiret

Catalina Blanco, líder y voz de la banda Tephiret, habló con LJM sobre su historia como cantante de rock, la configuración de su actual proyecto, y del lanzamiento de su más reciente trabajo Dual.

Tephiret

Por Poirot Escovedo

La banda de Valparaíso Tephiret nace en diciembre de 2012. Su música recibe influencias tanto del rock oscuro y progresivo de los ’70 y ’90, como de la escena actual, añadiendo matices afrolatinos y orientales, logrando un sonido particular, potente y crudo. Son Boris Valenzuela (guitarrista, compositor), Diego Bustamante (batería), Ricardo Peña (bajo), y en la voz Catalina Blanco, dueña de un estilo y desplante escénico singular.

“Me defino 100% músico -declara- pero el rock es algo que siento muy mío desde muy chica. Los primeros temas que me aprendí de memoria a los 7 años eran de Charly García. Es un estilo que me hace vibrar. Las anécdotas cuentan que yo silbaba y tarareaba antes de hablar. Cuando era bien chica mi hermano alguna vez me dijo ‘negra, tú nunca cantes como la Myriam Hernández, quiero que cantes como la Janis Joplin o como Sandra Mihanovich’. Canto porque es un medio de comunicación súper potente que involucra mucho sentimiento y te permite filtrar por tu propio cuerpo y vivencias lo que estás diciendo y dar un discurso certero”.

Se aprontan a estrenar su más reciente placa, “Dual”, que lograron realizar con un crowdfunding (campaña de financiamiento compartido). “Este disco tiene muchas cosas distintas a nuestro anterior álbum Regeneración (2013). Hay varias canciones cortas. También hay temas más progresivos y largos, pero son menos… Hay temas instrumentales… Está bien variado el disco. Es rockero, se deja escuchar”, adelanta Catalina Blanco.

¿Qué esperas de Dual en cuanto a visibilización?
-No soy de la idea de esperar mucho, agradezco lo que venga y ojalá que con el mismo cariño. Si tocamos para tres será con la misma entrega que si fuese para cien, sin expectativa. Espero que llegue a la mayor cantidad de
gente para que lo conozcan.

¿Qué elementos distinguen a Tephiret de otras propuestas dentro del género?
-Otras iniciativas en el rock están muy pendientes de lo terrenal, de la actualidad, de los políticos que nos engañan, el maltrato animal, el amor, etc. Nosotros nos centramos más bien en el individuo y en su relación con el externo completo.

¿En qué momento desarrollaste el rock de modo profesional?
-Los estudiantes de guitarra de la Escuela Moderna de Música, donde yo me titulé, tenían un tributo a Led Zepellin en 2011, con lo cuales canté el estilo por primera vez. Fue una revelación para mi, para mis profesores y para la gente que me rodeaba.

¿Cómo es ser mujer en una banda de rock?
-Difícil porque la imagen de la mujer está muy sexualizada en la sociedad. Sobre todo una mujer arriba de un escenario, a mi me costó exponerme a eso. Lo bueno es que soy un músico formado, a mí no me tienen cantando porque me vea súper bien.

Pero tampoco te has masculinizado en ese proceso…
-De hecho yo creo que me he feminizado más todavía. Esto es lo que yo soy, una mujer joven (31 años). Esta vitalidad para moverme, saltar, es lo que tengo ahora. Probablemente después eso va a cambiar cuando ya no me pueda mover de la misma manera en el escenario, no se. Serán otros los códigos y los lenguajes.

11039105_967758423280552_4707792935707194431_nTe describes a ti misma como comunicadora ¿Qué comunicas?
-Que en todos hay una parte sublime y otra material. En todo lo tangible está proyectado a la vez lo sublime. O sea, en la contingencia hay muchas cosas detrás. Sentimientos de odio, disconformidad, bajezas humanas. Son cosas que no puedo comprender.

¿De dónde viene la matriz cultural de estas ideas?
-Es una matriz cultural ecléctica. Si vas a las culturas antiguas de América, a las orientales o a las occidentales, puedes equiparar muchos términos. Muchas cosas en común. Todos tienen consciencia de la naturaleza, de la oscuridad, de la luz, todos buscan trascender hacia una calma en el plano espiritual.

¿Alguna chilena que admires mucho?
-Sonará cliché, pero la Violeta Parra estuvo desde el inicio, cuando comencé a estudiar música y supe que era una grande y que las cosas hay que hacerlas con sangre.

¿La música tiene que ir siempre amarrada a un mensaje?
-Es un medio de comunicación en todos sus niveles. Es cosa de escuchar a los grandes y en todos está esa comunicación. Y la música que no comunica cosas sublimes, que podría ser para bailar, también comunica. Si no lo contiene eso, es gimnasia y está bien, pero no tiene el sustento primario necesario.

-¿Cómo fue trabajar con Pancho Sazo (Congreso) en el single Tierra?
-El es uno de mis cantantes favoritos de Chile. Su trayectoria artística es maravillosa y él es una persona maravillosa. Muy generoso. Nos encontramos el año pasado en el lanzamiento de Norte Claro, Sur Oscuro (2014) de Luchín Salinas en donde ambos hicimos colaboraciones. Grabamos con él en julio y lo invitamos a ser parte del videoclip.

Tephiret - DualTephiret presenta su disco “Dual” en Vivo

Lugar: Teatro Parque Cultural de Valparaíso (ex cárcel)
Fecha:
Sábado 2 de Abril
Hora:
20:00 hrs.
ENTRADA LIBERADA

 

 

Comenta desde Facebook

Comentarios