DeSastre: Instalación artística hecha con ropa destinada a damnificados del incendio

desastre2

 

Henry Serrano y Francisco Olivares son dos artistas porteños -profesores de la Escuela Municipal de Bellas Artes de Valparaíso- que propusieron al Parque Cultural de Valparaíso la creación de una obra objetual a modo de instalación artística con la ropa que se salvó de ir a la basura, denominada DeSastre, decidiendo forzar los materiales y las palabras.

DeSastre es el  título de la muestra que se puede visitar hasta fines de julio en la sala Laboratorio del PCdV. Por un lado, montan una obra que alude al sistema de la ropa, y por otro lado, al sistema de la vivienda. Dos sistemas que  han sido severamente puestos en tensión desde el incendio colosal del 12 de abril en Valparaíso. Ropa, por exceso, y vivienda, por carencia.

El título –DeSastre– apela a la función del sastre en las labores de corte y confección de la escritura sobre arte.  Sobre todo, porque un sastre que dibuja, digámoslo así, en segundo grado los cuerpos, para en primer grado pasar la máquina y ejecutar la costura que cierra el concepto y la materialidad de un traje.  Dicho sea de paso, entre tanta producción de ropa out door, los artistas insisten en la memoria de los trajes, porque es así como se vestían los caballeros (de la política).

En un primer nivel, la superficie de la gran tela de ropa extendida ha sido dispuesta sobre una estructura muy semejante a la de una jurta, que es una vivienda temporal que construyen los nómades de las estepas mongolianas. En un segundo nivel, la estructura es asociada al bastidor de una pintura, pero elaborado de tal manera que permite construir un espacio, una cavidad; y al mismo tiempo la gran tela cosida es cubierta por una solución de agua con acrílico, hollín y ceniza, para sellar la envoltura y generar un refugio.

“Nos basamos en este tipo de tiendas pues a pesar de lo distante de su uso geográfico, representan muy bien lo que estamos buscando retratar que es el desplazamiento, las jurtas se arman y desarman de acuerdo a los viajes de sus usuarios, cosa muy distinta a lo que sucede con una ruca mapuche que se instala para situarse en un lugar determinado” afirmó Francisco Olivares.

Esta jurta porteña está construida con madera, metal, alambre y mucha ropa, la que inclusive se ha usado para amarrar partes de la estructura y revela cómo las condiciones políticas, económicas y culturales cambiaron en Valparaíso luego del incendio de abril recién pasado.

DeSastre podrá ser apreciada en la Sala Laboratorio del PCdV hasta fin de mes en forma completamente gratuita de 10 a 18 horas y luego será trasladada a un punto por determinar, a un cerro afectado o a alguna parte del plan de la ciudad.

www.pcdv.cl

 

Comenta desde Facebook

Comentarios