Casa E lanza publicación que recoge sus tres años de difusión de las artes visuales

“Casa E, 2011- 2013” condensa, en 186 páginas, la historia de uno de los espacios de artes visuales más destacados de la región, mediante los testimonios de cuatro importantes periodistas nacionales y una revisión fotográfica con las exposiciones que transitaron por la galería entre los años 2011 y 2013. El lanzamiento será el sábado 25 de octubre, a las 12.30 horas en Casa E, Lautaro Rosas 344, Cerro Alegre.

CE_portada-

Casa E abrió sus puertas a fines de 2010, con el objetivo de ser un espacio destinado a las artes visuales contemporáneas, aunque “sin fanatismo”, según afirma su director Emilio Lamarca, ex director de cultura de la Cancillería. Hoy, y tras haber realizado de manera ininterrumpida veinte exposiciones, se presenta “CASA E, 2011-2013”, una publicación de lujo y bilingüe financiada por el Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Valparaíso, Línea Fomento para la Difusión y el Mercado de las Artes 2014.

El catálogo actúa como una memoria literaria y revisa, a través de un prólogo narrado por la escritora María José Viera-Gallo, los años de trabajo relatados por la pluma de las destacadas periodistas Claudia Donoso, Catalina Mena y Carolina Lara, divididos en tres capítulos: Herencia, Presencia y Resistencia. Todas ellas, mujeres que estuvieron ligadas al proyecto desde la disciplina, pero también desde la amistad con los gestores del proyecto: Emilio Lamarca y su socio, el artista gráfico Eduard Feliú. “Casa E entró en un futuro que hoy es pasado y que, bajo la forma de este libro se convertirá en presente cada vez que alguien lo abra”, escribe Claudia Donoso.

En la publicación se rememoran además, las exposiciones que dieron vida a esta galería a través de un recuento fotográfico. En síntesis, 186 páginas, en una edición bilingüe y de tapa dura.

CASA E

-casa-e_inauguracion_matilde perez y emilio lamarca

Matilde Pérez junto a Emilio Lamarca en inauguración Casa E

La casa que “tiene un nombre o mejor dicho una letra: E” data de 1881 y “ha resistido una larga historia de desastres naturales y artificiales… hasta que el 2008 Emilio Lamarca espantó su último fantasma y le dio derecho a una nueva vida”, se puede leer en el prólogo del libro. “Con un cuidado a prueba de paciencia zen, la casa se rescató de su agonía, restauró y llenó de plantas y el 2010 se convirtió en lo que es hoy: uno de los espacios de exposición, divulgación y reflexión del arte contemporáneo más singulares del puerto y me atrevo a decir, de Chile”, relata la escritora María José Viera-Gallo.

“Casa E –escribe Catalina Mena- como todas las galerías independientes, transgrede la norma, pero además se ubica fuera del epicentro santiaguino, duplicando, de este modo, su carácter excéntrico. Ajena, también, al ideal del cubo blanco, se toma un inmueble patrimonial, cargado de elementos arquitectónicos e históricos, al interior del cual acondiciona una pequeña sala de exhibición”.

Los muros de la galería de Casa E han cobijado en estos tres años de existencia obras de artistas muy divergentes entre sí, como la gran Matilde Pérez cuya muestra “Dinámica” inauguró este espacio, además de Renato Órdenes (“Cautiverio Será”), Jorge Brantmayer (“Muchedumbre”), Patrick Steeger (“Bordes y límites”) y Alejandro Quiroga (“Mitad mentira/Mitad verdad”), entre otros. “Hay fotografías, instalaciones, collages, pinturas, esculturas; hay trabajos de visualidad clásica y otros muy contemporáneos; hay obras de tono conceptual y silencioso y otras más expresionistas e invasivas; hay artistas que exponen por primera vez y otros que tienen carreras consolidadas”, añade Mena.

PAN BATIDO

Cautiverio será, obra de Renato Órdenes

Como proyecto cultural independiente instalado entre los espacios de artes visuales más relevantes de la Quinta Región, Casa E tomó, al poco tiempo, la iniciativa de generar redes de colaboración con otros espacios de gestión también enfocados a la visualidad emergente nacional. “Esta galería –señala la crítica de arte Carolina Lara- se ha fortalecido gracias a un poder de autogestión y asociatividad, construyendo durante su tercer año de vida, un itinerario de exposiciones de peso, diverso y sustancioso, que logra una mirada sobre lo que ha estado ocurriendo en el arte chileno el último tiempo”.

Asimismo, convocó a artistas visuales sub 35 para que proyectos emergentes expusieran dentro de la programación anual. La convocatoria “Pan Batido” suscitó gran interés convirtiéndose en un hito expositivo dentro de la historia de la galería, relevando el trabajo de jóvenes artistas como Noelia Araya (“Patio Trasero”) y Nemesio Orellana (“Tótem”), que resultaron ganadores. Además de las exposiciones colectivas HUMO BLANCO y PORVENIR que se presentaron en el marco del Festival de las Artes de Valparaíso en las versiones 2013 y 2014, respectivamente, ofreciendo una experiencia expositiva y curatorial a una generación de jóvenes creadores regionales.

“Quisimos investigar la producción de obra en la región, elaborar un catastro con las temáticas y las materialidades que se estaban trabajando. La convocatoria ‘Pan Batido’ surgió de manera natural, recibíamos muchos dossiers de artistas jóvenes, y decidimos canalizar de manera eficiente y real toda esa información”, señala Eduard Feliú.

“Casa E, 2011-2013” será distribuido en el extranjero a través de centros de documentación, escuelas de artes, bibliotecas, embajadas y centros culturales. Una estrategia de internacionalización de este proyecto que nace desde Valparaíso hacia el mundo.

El lanzamiento del libro se realizará el sábado 25 de octubre a las 12:30 horas en Casa E, Lautaro Rosas 344; Cerro Alegre, Valparaíso. Tendrá un valor de $10.000 y podrá adquirirse en la Librería Metales Pesados.

Comenta desde Facebook

Comentarios