Andrea Gutiérrez, presidenta del Sindicato de Actores de Chile SIDARTE: «Hemos naturalizado la vulneración»

Desde finales de 2015 se han venido realizando en Valparaíso encuentros entre trabajadores del teatro con la intención de conocer la realidad en que se encuentran. Tras las primeras conversaciones dedicadas al diagnóstico, se inició la búsqueda de una forma de asociatividad y articulación que permitiera germinar, elaborar, desarrollar, levantar e implementar propuestas que impulsen el desarrollo de las aristas creativas, formativas y laborales del quehacer teatral.

La Mesa de Teatro Valparaíso nace en esta etapa de búsqueda de una figura que ampare el accionar de esta red autónoma de trabajo, abierta y colaborativa. Continuando con los encuentros con dirigentes sociales que han comenzado este año, ahora la invitada es Andrea Gutiérrez, presidenta del Sindicato de Actores de Chile, SIDARTE  (sábado 12 de marzo a las 16:00 hrs. en el Parque Cultural de Valparaíso) a quién consultamos sobre el estado de los trabajadores teatrales y lo que viene en materia de mejoramiento del sector.

mesa de teatro valparaso - ljm
Por Cristóbal Valenzuela
Al mirar el panorama del teatro se advierte la inminencia de la entrada al congreso del proyecto de ley sectorial de las artes escénicas, sin embargo para la creación de ese texto han ocurrido varias cosas previas de las que me gustaría rescatar algo que sigue siendo un pendiente: la visualización del actor/triz como un trabajador. ¿Es posible pensar en el desarrollo de un sector sin entender a sus participantes como sujetos de derecho?

-Hemos recorrido un camino paralelo a la construcción colectiva de una Ley para el sector que, claramente, no ha estado exento de obstáculos y sobre todo de una tergiversación cultural que muchas veces tienen los propios artistas sobre la imagen de trabajador o de emprendedor. Ambos conviven y coexisten en nuestro medio, muchas veces las mismas personas asumen un rol u otro, pero ambos son sujetos de derechos y de responsabilidades. Explicar esto, tomarse el tiempo de cómo podemos avanzar para protegernos a nosotros mismos, no ha sido fácil. Siempre genera más interés asistir a conversaciones sobre Fondos que sobre derechos, así es que la transformación la hemos ido realizando de manera sistemática durante tres años y con mucho afecto por la labor teatral. Que se entienda que detrás de nuestro trabajo no hay ideas absolutistas sino la convicción de que podemos juntos avanzar en el respeto integral de nuestros derechos (partiendo por nosotros mismos). En esto hay que tener harto ojo porque hay cosas que ya existen y que simplemente por desconocimiento no somos beneficiados, porque hemos permanecido  marginados y sin la información necesaria. Tengo la certeza que este es un trabajo que no se detiene nunca y que hoy hacemos desde los estudiantes de carreras artísticas hasta encuentros con aquéllos que tienen ya mucha trayectoria. Estamos acostumbrados a ser vulnerados y sobre todo a auto vulnerarnos, esto que te digo es súper impopular, pero es una realidad que he podido palpar en estos casi cinco años en SIDARTE: hemos naturalizado la vulneración y nos parece que no hay salida, pero sí hay!
Andrea Gutirrez _ LJMSegún tu percepción, en relación a la situación social de los artistas/trabajadores, teatrales ¿Cómo se ha avanzado en los últimos años y qué se persigue actualmente desde el sindicato y la plataforma de artes escénicas?

-SIDARTE está muy concentrado en eso, la Plataforma lo ha abordado a través de la Ley, pensando en el el fomento, desarrollo y permanencia de la política pública del sector, pero no aborda temas sociales de forma específica. En cuanto al trabajo que hacemos desde SIDARTE hoy observamos un escenario mixto con respecto al compromiso por estas transformaciones, hay espacios que han avanzado muy rápido y han hecho de lo asociativo y de la cooperación elementos fundamentales para avanzar en justicia social, quizás no es necesario recordarles lo complejo que es nuestro panorama, tenemos todavía mucha gente sin protección en Salud (cada vez menos) pero para eso hemos hecho un trabajo con Fonasa muy profundo y este año con el ISL (Instituto de Seguridad Laboral), pero lo más complejo sigue siendo que la gente se informe de estos temas, poder llegar a ellos y decirles: Tú sí tienes derecho a esto, úsalo!  En algunos aún toda formalización se ve como negativa y no se dan cuenta cómo la informalidad vulnera sus derechos y el de sus compañeros. Obviamente aquí el mayor problema es la AFP, la que rechazamos profundamente, pero hay que entender que hay otros elementos de los que sí podemos beneficiarnos nosotros y nuestras familias, mientras luchamos por qué las pensiones vuelvan a ser un derecho social. Paralelo a esto realizamos siempre convenios para proteger a los nuestros socios  en salud, enfermedades graves, compra de medicamentos, gestión de pensiones de gracia… Ésa también es una tarea fundamental para nosotros.
Entendiendo que una organización sindical puede percibirse como un agente de resguardo de los derechos laborales, pero que también es un mecanismo de levantamiento de propuestas para incidir en la política pública  ¿Cuán relevante resulta, para consolidar los progresos y alcanzar las proyecciones en cuanto a desarrollo del teatro a nivel nacional, la organización y asociatividad del sector? Vencer la atomización o desarticulación de los trabajadores teatrales parece ser un primer y fundamental paso…
Con la resistencia a formar sindicatos uno se da cuenta cuánto ha permeado el sistema y el individualismo. SIDARTE asume dos tareas, en primer lugar la defensa y protección de los derechos de los trabajadores del sector,  y en segundo lugar la participación activa en la construcción de la política pública en los temas que nos atañen en cultura y trabajo fundamentalmente, esa tarea es crucial para mirar al futuro, para transformar realidades y sobre todo para democratizar la información que muchas veces se queda en cúpulas de poder, en élites o en Santiago, eso nosotros lo desafiamos día a día, haciendo circular la información a todas las regiones del país que podamos, parece un aporte casi simbólico, pero la información es poder y eso queremos nosotros: entregar poder a quienes nunca lo han tenido.

Comenta desde Facebook

Comentarios