Alisú: “Siempre he tratado de hacer música electrónica con contenido”

Jéssica Campos, alias Alisú, lleva más de una década dedicada a la producción y creación de música electrónica desde Valparaíso. Su último álbum, Nave Afrodita ha sido calificado como una “joya de la artesanía tecnológica”,  por el que fue nominada a los Premios Pulsar 2016 como Mejor Artista en esa categoría.

Reconocida por su versatilidad como intérprete en vivo, organiza desde 2012 los Microfestlabel, festivales musicales de sellos digitales que difunden el trabajo de artistas electrónicos nacionales. La cuarta versión se realizará este viernes 3 de febrero, desde las 19:00 horas en Espacio Dinamarca 399.

 

Alisu y vj Acidrob en Festival Quinto Sol 2017. Foto: André Baradit

Alisu y vj Acidrob en Festival Quinto Sol 2017. Foto: André Baradit

 

Por Alejandra Delgado

De Fotogramas (Impar, 2007) a Nave Afrodita (Modismo, 2015), tu último disco ¿qué ha mutado en Alisú?

–Han cambiando los ritmos, Fotogramas era más IDM, dub, y glitch; y Nave Afrodita es una versión más bailable de Alisú. Lo bailable se dio por buscar otras plataformas para poder mostrar mi música, porque generalmente cuando haces cosas demasiado experimentales son muy pocos los lugares que te dan cabida para mostrar algo así. En cambio, salir en la noche, en una fiesta y proponer un live me pareció interesante y arriesgado. Esa es la propuesta que tengo ahora y he tocado mucho más de lo que tocaba antes. Siempre estoy experimentando distintos estilos, he trabajado dub, techno, drum & bass en la época con Manziping… Soy inquieta en ese aspecto, nunca he hecho la misma música electrónica en mi vida, es parte del proceso.

En constante cambio…

–Sí, siempre cambiando y con la personalidad que le trato de dar, porque todas las voces que se escuchan en mis temas son grabadas por mi, procesadas con efectos. Ahora tengo dos live, uno más experimental y otro más bailable con una propuesta visual interesante. También hago rescate, grabación de campo con sonido orgánico, mar, viento, gatos, de todo.

-Lo orgánico pero también el manifiesto siempre están presentes en tu creación… En Paisaje Sideral (Nave Afrodita) tocas el abandono de animales o en Ultramarine -tema que aparece en el EP A su lado que co-creaste junto a Jack Plug- hay una alusión a la contaminación ambiental y la voracidad inmobiliaria… ¿Qué otros temas te movilizan hoy?

– Siempre he tratado de hacer música electrónica con contenido, por eso me gustan esos temas y trato de proyectarlos a lo mejor en un video que tenga un poquito más de fuerza en las redes sociales. El tema animalista me gusta, he participado en su ayuda después del incendio de Valparaíso, también ahora tenemos como ahijados unos perritos abandonados. En mi música siempre estoy tratando de abordar de alguna manera lo ecológico y el rescate de la naturaleza. En Ultramarine se nota un sonido hecho con sintetizadores que tiene algo acuático, busqué eso para dar la sensación de que estás dentro de agua, buceando.

¿Te sigues sintiendo como Lulú en el Club de Toby de la música electrónica nacional?

– Jajajaja… No, ya no. Yo creo que hay una nueva generación de mujeres que está haciendo cosas interesantes, no son muchas, siguen siendo poquitas para mi gusto, pero creo que están creciendo en la escena electrónica. Ahora se ven muchas más Dj`s y productoras de menor edad que también están surgiendo en la música electrónica de distintos estilos, por ejemplo la Kamila Govorcin que está haciendo sus primeros temas de dub-techno y que tiene el sello Panal Records. O Mamacita que ha editado ya un vinilo 10” de electrónica house… Hay un grupo de chicas que está moviendo la escena y están generando contenido. También trato de apoyar eso. De hecho, en Modismo hicimos un compilado solo de chicas en el que invité a participar a Kinética también. Está además la Ale Pérez que ya lleva su tiempo trabajando por el lado de la investigación, me parece súper interesante lo que ella hace.


HEROÍNA DE LOS NETLABELS

portada_alisu¿Cómo has sobrevivido a la autogestión?

–La verdad es que con pura ayuda de los amigos se hacen las cosas. No tengo una entrada de una marca ni nada, tendría que tener a alguien dedicado para la parte comercial. Por eso la opción que tenemos más a la mano es autogestionar nosotros todo, con la colaboración de otros sellos: Pueblo Nuevo, Epa Sonidos Impar, con los que siempre hemos estado unidos y haciendo cosas.

Heroína de los Netlabels, has sostenido siempre una postura crítica frente a la comercialización de la música en Chile. ¿Cómo observas tu aporte en la difusión de la música electrónica chilena?

–No sé, yo lo hago de verdad. Me nace por la pasión musical desde que soy muy chica. He conocido mucha gente que tiene la misma pasión y que lo que busca es difundir y regalar música, y a lo mejor, con el punto de entrada poder pagar los costos. Tengo muchos proyectos en carpeta y hay harta energía para seguir trabajando con los Netlabels. Modismo también ha crecido harto. Yo lo tomé en 2012, era un niño que adopté porque ese niño estaba botado. Era un proyecto que había hecho Rodáxico y luego quedó como ahí durmiendo, entonces él me dijo: “Bueno Alisú, hazte cargo tú” y así hemos internacionalizado el sello, haciendo publicidad y relaciones públicas que van generando contactos y redes. Todos están por la misma causa finalmente, y eso es súper rescatable y bonito.

¿Cómo observas a los Netlabels hoy? ¿Se sostienen las descargas en este formato? ¿Cuál es el foco y líneas editoriales después de su boom hace 10 años?

–Yo creo que hay que buscar otras herramientas para dar a conocer la música. El tema de las descargas claramente bajó, lo que tú dices es súper correcto. Hay otras maneras hoy, está SoundCloud, también generar videos aporta para que la gente tenga más interés de bajar tu trabajo. La música ahora la están escuchando en línea, no todos bajan, pero ya teniendo el disco arriba, en tu sitio, puedes hacer un montón de promoción. Tienes Spotify también pagando un poco más y así, va a depender de adónde quiere llegar el sello. Yo hablo de Modismo y me encantaría en un futuro, buscando otras ayudas, empezar a sacar vinilos y ver una promoción más internacional desde acá, porque hay mucha gente a la que le llama la atención lo que se está haciendo en Chile. Yo creo que la escena electrónica en Chile es muy buena.

En ese sentido lo que haces con los Microfestlabel es importante para la difusión…

–Sí, totalmente. El primer Microfestlabel lo hicimos el 2012. El año pasado no lo hice porque estaba agotada y en el último no me fue nada bien, terminé sacando plata de mi cuenta corriente para poder pagar a algunos músicos. Pero este año me sentí con energías de volver a armar el festival. Siento que hay una nueva energía en la música electrónica y nuevas generaciones que tienen harto interés. Yo fui a tocar a Santiago, al Café con Cables y estaba lleno, gente nueva que está apoyando, que vibra con la música, por lo que nos dieron ganas con los amigos de hacerlo de nuevo. Este va a estar bien nutrido porque ahora son 8 lives más un Dj Set. En otras ocasiones habríamos hecho mucho más corta la parrilla, pero ahora todos querían participar, es impresionante. Estamos pensando en hacer otro en abril porque quedaron muchos músicos fuera. Esperamos que para esta cuarta versión vaya mucha gente, el precio es super asequible ($3.000)… No me gusta hacer estas fiestas elitistas que se llenan de zorrones jajaja.


ALISÚ EN VINILO

¿Por dónde andan tus actuales investigaciones sonoras?

–Estoy escuchando a Band Ane, compositora danesa que ha publicado en el sello Clang. También el disco de Natalie Beridze For Love que editó en Monika Enterprise, capísimas… Gassman que acaba de editar en Modismo Violet Taste, excelente producción. Sven Weisemann, Synkro, Throwing Snow y todo lo que publique FSOL siempre es de mi interés.

¿Cuáles son tus juguetes electrónicos?

–Las máquinas que ocupo en este momento son 2 Electribe Korg, un Waldorf Pulse, una MPC studio, una grabadora Tascam y un micrófono… La verdad es que estoy tocando bien análogo en vivo, el computador lo estoy ocupando solamente para pasar la voz, pero una vez que me compre el Kaoss Pad ya no usaré el computador…

¿Cómo avanza el material nuevo que estás preparando y que saldría por el sello Clang?

– Va avanzando, pero me voy a tomar un tiempo para hacerlo bien, bien detallista y completo. Todavía no he hablado mucho de eso con Lars Graugaard (a cargo del sello), pero me gustaría realizar un crowdfunding para sacar un vinilo, así es que voy a apelar a los “Alisulovers” a ver cuánto puedo juntar.

 

microfestlabel 4


Microfestlabel (MFL v.4)

Día: Viernes 3 de febrero 2017
Hora: 19:00 hrs. a 03:00 hrs.
Lugar: Espacio Dinamarca 399, Cerro Panteón, Valparaíso
Valor: $ 3.000 (se paga directamente en la puerta el día del festival).

LINE UP LIVES

19.30 hrs – 20.10 hrs.: Discreto + Vj Ion Rakmathulina
20.10 hrs – 20.50 hrs.: Mr. y Oso
20:50 hrs – 21.30 hrs.: A+ (001 records)
21.30 hrs – 22.10 hrs.: C/VVVIñaki Muñoz (Jacobino Discos / Pueblo Nuevo)

Pausa 20 minutos

22.30 hrs – 23.10 hrs.: Danieto (Impar)
23:10 hrs – 23.50 hrs.: Jack_plug (Epasonidos)
23:50 hrs – 00.30 hrs.: Alisú + Acidrob (Modismo)
00.30 hrs – 01.10 hrs.: Nostromo (Modismo)

DJSET

01.10 hrs – 03.00 hrs D.Soul (Alemania) B2B Hans Carstens (Tropic)

Detalles en: https://www.facebook.com/events/369932430034755/

 

 

 

 

Comenta desde Facebook

Comentarios