8 de marzo: Cuando somos «nosotras»

mujeres_circulares-

Por Claudia Ledesma Cárdenas

El 8 de marzo ha sido para mí un día de convergencia, de convergencia histórica en la lucha de las mujeres trabajadoras, desde los movimientos obreros liderados por mujeres a fines del siglo XIX y principios del XX, un día de convergencia de ciclos significativos en mi vida, en los cuales he confirmado que somos herederas de aquellas mujeres trabajadoras textiles y de su acto revolucionario de liberación para la transformación de sus comunidades y de sus vidas.

Este día nos invita a comprometernos con nosotras mismas, a realizar el ejercicio recíproco de honrar y honrarnos como mujeres, a reencontrarnos en acción y reflexión para conmemorar y celebrar. Así de revolucionario es el feminismo que nos convoca a reunirnos nuevamente a hacer colectivo, acción que es totalmente revolucionaria dentro de un sistema que nos segrega, nos dispersa y encuentra su fortaleza en ello.

Hoy me declaro una feminista en construcción, en este ejercicio de deconstrucción cotidiana del ser, en el ser política y espiritual, en los vínculos con que creamos nuestra manera de relacionarnos. Por este motivo es tan trascendente y poderoso el feminismo, porque es ahí donde establecemos relaciones recíprocas y autónomas, en donde conformamos el “nosotras”, haciendo cuerpo colectivo, un poderoso movimiento de conciencia.

En Lupitas del Sur, colectiva de arte feminista de la que participo, estamos siendo y aprendiendo a ser en este camino, conociendo y reconociendo al feminismo, así como también la reproducción del patriarcado en nosotras. Y creo que cada vez somos más en este proceso, haciéndonos protagonistas de nuestra historia, en sororidad, reconociendo a las mujeres que nos precedieron y a quienes nos acompañan, constatando que el patriarcado se apoderó de todos los espacios y con ello de sus simbolismos. Del espacio público y el privado, asignando este último a las mujeres y privándonos con ello del territorio de construcción común que es el espacio de reivindicación de nuestros derechos.

Hoy escribo por las ancestras, por las mujeres compañeras que se han manifestado en nuestra historia, por las que no tuvieron la posibilidad de expresar lo que pensaban y sentían, y por las que aún hoy no se atreven a hacerlo. Por esa mujer que me habita y que muchas veces calla, y continúa perpetuando el maltrato normalizado en ella. Escribo para despertarme con estas palabras, e impulsarme a salir a la calle este 8 de marzo a manifestar en libertad y confianza la reivindicación de nuestros derechos y la fuerza presente en un “nosotras”.

Facebook: https://www.facebook.com/lupitas.delsur

Convocatoria 8 de marzo: https://www.facebook.com/events/1569140766710582/

Comenta desde Facebook

Comentarios